En nuestro planeta existen multitud de idiomas, este hecho hace de 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐞 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐝𝐢𝐟𝐞𝐫𝐞𝐧𝐭𝐞𝐬 𝐥𝐮𝐠𝐚𝐫𝐞𝐬 𝐮𝐧 𝐩𝐫𝐨𝐜𝐞𝐬𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐥𝐢𝐜𝐚𝐝𝐨. Por eso, es necesaria la existencia de un marco común para que exista comunicación y por tanto comprensión entre las personas.


En la actualidad el inglés suele ser usado como principal vía de comunicación mundial, esperando encontrar allá donde vamos alguien capaz de hablar este idioma. Lo que queda claro, es que 𝐞𝐱𝐢𝐬𝐭𝐞 𝐮𝐧𝐚 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐞𝐱𝐩𝐫𝐞𝐬𝐚𝐫𝐧𝐨𝐬 𝐚 𝐭𝐫𝐚𝐯𝐞́𝐬 𝐝𝐞 𝐮𝐧 𝐦𝐞𝐝𝐢𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐥 𝐫𝐞𝐬𝐭𝐨 𝐝𝐞 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐬 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐚𝐧 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐫𝐞𝐧𝐝𝐞𝐫 𝐞 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐫𝐩𝐫𝐞𝐭𝐚𝐫. 𝐄𝐥 𝐕𝐢𝐬𝐮𝐚𝐥 𝐓𝐡𝐢𝐧𝐤𝐢𝐧𝐠 elimina estas barreras lingüísticas de los idiomas hablados y traslada su forma de comunicarse a lo visual.

𝐄𝐬𝐭𝐚 𝐭𝐞́𝐜𝐧𝐢𝐜𝐚 𝐩𝐫𝐞𝐭𝐞𝐧𝐝𝐞 𝐩𝐥𝐚𝐬𝐦𝐚𝐫 𝐞𝐧 𝐢𝐦𝐚́𝐠𝐞𝐧𝐞𝐬 𝐜𝐮𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐞𝐫 𝐢𝐝𝐞𝐚, 𝐬𝐮𝐞𝐧̃𝐨, 𝐬𝐞𝐧𝐬𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐮 𝐨𝐩𝐢𝐧𝐢𝐨́𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐪𝐮𝐞𝐫𝐚𝐦𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐫. Se basa en la supresión de la palabra como instrumento al cambiarlo por algo tan básico como el dibujo. Los más pequeños, antes de hablar empezaron a dibujar como forma de expresión primaria. El Visual Thinking trata de recordar ese instinto básico en los interlocutores, incorporándolo a nuestra forma de vida.


A través de los años, aún perduran obras pictóricas rupestres que evocaban lo que el Visual Thinking recoge, y que aún habiendo pasado tanto tiempo es posible su interpretación a día de hoy.

El Visual Thinking se basa sobre todo en facilitar la comprensión de elementos complicados reduciendo su complejidad. 𝐍𝐮𝐞𝐬𝐭𝐫𝐨 𝐜𝐞𝐫𝐞𝐛𝐫𝐨 𝐞𝐬𝐭𝐚́ 𝐜𝐨𝐧𝐟𝐞𝐜𝐜𝐢𝐨𝐧𝐚𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐨𝐝𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐥𝐥𝐞𝐠𝐚𝐫 𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐫𝐞𝐧𝐝𝐞𝐫 𝐡𝐚𝐬𝐭𝐚 𝟑 𝐯𝐞𝐜𝐞𝐬 𝐦𝐚́𝐬 𝐮𝐧𝐚 𝐢𝐦𝐚𝐠𝐞𝐧 𝐞𝐧 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐚𝐫𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐚 𝐮𝐧 𝐭𝐞𝐱𝐭𝐨. En el caso de los dibujos, el margen aumenta hasta en 6 veces más. En definitiva, nos ayuda a conectar ideas y a llegar a un entendimiento superior de la situación.


Esta técnica también es bastante beneficiosa, ya que al usarla se ponen a trabajar ambos hemisferios cerebrales, el izquierdo nos “obliga” a centrar nuestra atención en el tema del que se está hablando y el derecho a traducir esa información que vamos recogiendo en imágenes.



Gracias a la facilidad de capturar muchos detalles juntos y reunirlos en un único pictograma que facilite la comprensión para simbolizar la idea más importante, 𝐞𝐬𝐭𝐞 𝐩𝐫𝐨𝐜𝐞𝐬𝐨 𝐞𝐬 𝐦𝐮𝐲 𝐮́𝐭𝐢𝐥 𝐞𝐧 𝐞𝐥 𝐮𝐬𝐨 𝐞𝐦𝐩𝐫𝐞𝐬𝐚𝐫𝐢𝐚𝐥. La técnica se puede usar como parte de un “brainstorming”, al poder plasmar de forma sencilla toda una idea compleja que con palabras dificulta su comprensión. Además sobre un primer dibujo se pueden crear otros, generando conexiones fácilmente comprensibles y que mejora el proceso de creatividad.

Otro de sus usos es la mejora en la interpretación de proyecciones y presentaciones. El Visual Thinking es usado como material de apoyo para proyectar la idea o el conocimiento que queremos transmitir con mayor claridad.

Yarek Marichal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.