En el año 2022, hablar de sostenibilidad no es nada raro, es un tema a la orden del día. 𝐄𝐬 𝐞𝐯𝐢𝐝𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐞𝐥 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐜𝐚𝐦𝐛𝐢𝐨 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐢𝐚𝐥 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐞𝐯𝐢𝐭𝐚𝐫 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐥 𝐩𝐥𝐚𝐧𝐞𝐭𝐚 𝐝𝐞𝐣𝐞 𝐝𝐞 𝐞𝐱𝐢𝐬𝐭𝐢𝐫 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐚𝐜𝐭𝐮𝐚𝐥𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐥𝐨 𝐜𝐨𝐧𝐨𝐜𝐞𝐦𝐨𝐬. Los efectos ya se empiezan a notar, como el calentamiento global, provocando fenómenos meteorológicos, la pérdida de biodiversidad o el aumento de enfermedades como el Denge y la Malaria.

Con el objetivo de lograr dicha sostenibilidad, ya hay muchas instituciones que se han puesto manos a la obra. La ONU en su hoja de ruta ya hizo hincapié en la obligación de tomar medidas, creando un recetario de objetivos internacionales, 𝐥𝐨𝐬 𝐎𝐛𝐣𝐞𝐭𝐢𝐯𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐃𝐞𝐬𝐚𝐫𝐫𝐨𝐥𝐥𝐨 𝐒𝐨𝐬𝐭𝐞𝐧𝐢𝐛𝐥𝐞. Los gobiernos han visto esta urgencia y ya han tomado estos ODS y han ido legislando en consecuencia.

A nivel de España, a fecha de 12 de mayo, el país ya habría sobrepasado su cupo de emisiones de gases contaminantes anual. Con esto en mente, ya hay regiones que han tomado medidas, como por ejemplo, Baleares, que ya exige a empresas de más de 50 personas que deben calcular y cumplir con la huella de carbono.

silueta de edificio bajo nubes blancas durante el día
Chimeneas industriales

Las industrias que más contaminan en el mundo son la energía, la construcción, la alimentación y la moda. 𝐄𝐥 𝐭𝐮𝐫𝐢𝐬𝐦𝐨 𝐞𝐬 𝐭𝐚𝐦𝐛𝐢𝐞́𝐧 𝐮𝐧𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐦𝐚𝐲𝐨𝐫𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐧𝐭𝐚𝐦𝐢𝐧𝐚𝐧𝐭𝐞𝐬, 𝐚𝐥 𝐫𝐞𝐬𝐩𝐨𝐧𝐬𝐚𝐛𝐢𝐥𝐢𝐳𝐚𝐫𝐬𝐞 𝐞𝐧 𝐮𝐧 𝟖% 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐧𝐭𝐚𝐦𝐢𝐧𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐢𝐚𝐥. Esta industria tiene una gran capacidad de cambio para promover la utilización de otros métodos de consumo.

𝐋𝐚 𝐬𝐨𝐬𝐭𝐞𝐧𝐢𝐛𝐢𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐞𝐬 𝐥𝐚 𝐜𝐚𝐩𝐚𝐜𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞 𝐦𝐚𝐧𝐭𝐞𝐧𝐞𝐫 𝐥𝐨𝐬 𝐫𝐞𝐜𝐮𝐫𝐬𝐨𝐬 𝐚𝐜𝐭𝐮𝐚𝐥𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐬𝐢𝐧 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐫𝐨𝐦𝐞𝐭𝐞𝐫 𝐞𝐥 𝐟𝐮𝐭𝐮𝐫𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐫𝐨́𝐱𝐢𝐦𝐚𝐬 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬. La sostenibilidad no tiene ni principio ni fin, tiene que ser duradera, acompañándonos siempre en las decisiones. Tiene 3 pilares básicos fundamentales:

– Económico: es necesario hacer una reflexión de como gana la empresa el dinero en vez de cuánto dinero gana.
– Social: se basa principalmente en las personas. Recalca la importancia de crear una cadena de valor sostenible respetando los derechos humanos. Además, a conservar y respetar las culturas y tradiciones de la zona.
– Medioambiental: la más básica de todas. Engloba cualquier acción dirigida a proteger y salvaguardar La Tierra y cualquier espécimen.

Mercado abarrotado

En el ámbito privado, casi todas las empresas ya han tomado medidas en la misma dirección que la ONU. Es habitual ver multitud de intervenciones realizadas por muchas de ellas. Aunque hay que analizar si estas medidas son de entendimiento común para todos los empleados de una empresa.
Para evitarlo 𝐞𝐬 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐜𝐫𝐞𝐚𝐫 𝐮𝐧 𝐦𝐚𝐫𝐜𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐮́𝐧 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐞 𝐭𝐨𝐝𝐨𝐬 𝐥𝐨𝐬 𝐠𝐫𝐮𝐩𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐫𝐞́𝐬. Desde los propios empleados de la empresa, pasando por proveedores, clientes y terminando en la propia sociedad que nos rodea.


𝐂𝐨𝐧 𝐞𝐥 𝐟𝐢𝐧 𝐝𝐞 𝐡𝐚𝐜𝐞𝐫 𝐮𝐧𝐚 𝐛𝐮𝐞𝐧𝐚 𝐜𝐚𝐦𝐩𝐚𝐧̃𝐚 𝐝𝐞 𝐬𝐨𝐬𝐭𝐞𝐧𝐢𝐛𝐢𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐞𝐬 𝐧𝐞𝐜𝐞𝐬𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐞𝐬𝐜𝐮𝐜𝐡𝐚𝐫 𝐚 𝐭𝐨𝐝𝐚𝐬 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐞𝐬 𝐢𝐧𝐯𝐨𝐥𝐮𝐜𝐫𝐚𝐝𝐚𝐬. La importancia recae en la reducción de riesgos en la empresa, un incremento en reputación, al conectar con las personas y el desarrollo de nuevos productos y/o servicios, al tener la información de primera mano del cliente.

Se basa en la mejora del conocimiento del contexto actual de la sociedad, ahondando en las necesidades de nuestro entorno y aportándoles una solución. Además, es necesario establecer unas metas o indicadores que establezcan que los objetivos que nos hemos impuesto se cumplan.

mujer colocando notas adhesivas en la pared


Una vez realizados todos los pasos, es importante integrarlo en la empresa. La formación debe seguir tres pasos definidos, dar conocimiento, concienciar a la persona y pasar a la acción. 𝐋𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐜𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐞𝐬 𝐥𝐚 𝐦𝐚𝐲𝐨𝐫 𝐡𝐞𝐫𝐫𝐚𝐦𝐢𝐞𝐧𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐜𝐢𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧, 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐧𝐭𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐜𝐚𝐥𝐚𝐫 𝐞𝐧 𝐥𝐚𝐬 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚𝐬 𝐲 𝐜𝐫𝐞𝐚𝐫 𝐮𝐧 𝐦𝐮𝐧𝐝𝐨 𝐦𝐞𝐣𝐨𝐫. En consecuencia, se ha de crear un buen “storytelling” para conseguir vender nuestro producto, fidelizando al cliente demostrándole que realmente estamos siendo sostenibles.

Yarek Marichal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.