¿Qué impacto provoca el fenómeno del alquiler vacacional sobre la población?

El incremento del turismo ha provocado en los últimos años un encarecimiento descontrolado en las zonas de mayor auge turístico. Este fenómeno hace que muchos propietarios de viviendas vean un gran negocio, y con ello, incrementen el precio de sus alquileres, que a su vez, provoque un grave problema en el resto de la población.

Cada vez, son más los turistas extranjeros y españoles que seleccionan sus vacaciones en viviendas vacacionales, y no en hoteles. Esto ha provocado un impacto negativo sobre la población, ya que cada vez son más las viviendas destinadas exclusivamente a este negocio. Este tipo de turismo genera sobre la población; ruido, inquietud, incremento de masas en los espacios públicos, mayor dificultad de acceso a las viviendas…
Para los turistas, este fenómeno resulta atractivo económicamente, ya que les genera un menor gasto en sus vacaciones, y así pueden disfrutar de éstas durante más tiempo. Para los propietarios de las viviendas dedicadas a este negocio, acoger turistas  les permite obtener cifras bastantes más elevadas. Es decir, muchos de éstos, prefieren destinar sus viviendas al alquiler vacacional, ya que generan mayor ingreso ,que por el contrario, alquilándolas al resto de población.
Cada vez son más los residentes que deben abandonar sus viviendas de alquiler habitual, debido al alto precio de éstos, los cuales no pueden asumir con un sueldo mileurista. En muchos lugares, ya se empieza a notar una clara relación entre, el alquiler vacacional, el aumento de los precios de la vivienda y  una notable caída de la población residente en la zona.

Este gran cambio de tendencia se debe al gran apoyo que han tenido por parte de plataformas de alquiler, como puede ser la afamada plataforma “Airbnb” y además, a causa de la gran cantidad de turistas que visitan nuestro país debido a la inestabilidad de otros países competidores. Este impacto, a su vez, hace enriquecer la economía sumergida, ya que muchas viviendas no están legalizadas como tal. Además, este impacto también repercute de manera negativa en los pequeños comercios locales.

Y es que para poder armonizar la situación, el decreto tiene como objetivo dar potestad a cabildos y ayuntamientos para que puedan regular de manera adecuada el alquiler vacacional en nuestras zonas turísticas. De esta manera, pretende satisfacer las necesidades de la población residente con un desarrollo de un turismo sostenible y de calidad, sin necesidad de que éstos tengan que abandonar su lugar de residencia.

Por otro lado, la Asociación Canaria del Alquiler Vacacional comenta que estas viviendas vacacionales ofrecen más plazas que las hoteleras, lo cual se convierte en algo beneficioso. Sin embargo, dejarlo en manos de cabildos y ayuntamientos podría provocar una situación de desigualdad en función de lo municipios , además de ejercer presión en aquellas zonas turísticas donde el peso lo tienen las grandes empresas hoteleras y dejando de lado a municipios que por estar en suelo rústico no se les permite dar de alta como vivienda vacacional, aún dedicándose muchos años al alquiler turístico, que en la mayoría de casos es el único ingreso que reciben. Esto provoca la privatización para tener una oportunidad para emprender.

El alquiler vacacional es un tema muy delicado, por ello, hay que buscar una solución para que turistas y residentes convivan con tranquilidad , para que, de esta forma, las dos partes se beneficien.

Un gaditano coloca el cartel en su vivienda, imágen del ABC

 

Deja un comentario