Tu cliente es digital, pero tú no… ¿Aprenderás a serlo?

Juan Luis Polo fue uno de los ponentes invitados a Futurismo 2018 que se celebró en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos el 23 de mayo del año pasado. 

Nuestro ponente es socio fundador y director general corporativo de la agencia consultora Good Rebels, especializada en transformación digital, donde lidera un equipo de más de 130 personas en seis ciudades de cinco países. Además, es autor de #socialholic, obra sobre marketig en los nuevos medios y redes sociales, y de #Lidatarios, sobre cómo la transformación digital impacta en la gestión de equipos en las organizaciones. Así mismo, es presidente de la asociación de Agencias Digitales de España.

Juan Luis comienza su charla mostrándonos tres capturas de publicaciones en redes sociales para explicarnos que detrás de todo lo que compartimos se encuentra nuestro interés por decirle a lo

s demás “yo estaba allí y tú, no”. Para que los demás vean qué bien nos lo pasamos, qué buenos somos, … Lo que nos convierte en auténticos #socialholic; vivimos por y para nuestra conectividad con los demás. Por ello, debemos grabarnos a fuego que las personas queremos ser protagonistas.

El ponente nos induce a reflexionar sobre esas gigantes empresas que han logrado que una base de datos de software consiga que los propios consumidores sean quienes den vida a sus plataformas de manera gratuita. Lo que al día de hoy denominamos como GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). ¿Quién lo iba a decir? Compartimos porque en un momento determinado queremos que los demás nos otorguen relevancia. Cada vez que compartimos, alimentamos una maquinaria y esa maquinaria, nos recompensa con más actividad con nuestros amigos.

Existe una tendencia a la que se debe de vigilar porque va en alza. Nos dice que las organizaciones centradas en las personas son las que están cogiendo el ritmo de la transformación digital y de muchas otras cosas. Porque la transformación digital no va a ser solo software, la transformación digital va de personas. Ahí hay varios “viajes” o situaciones que vivimos. Está el viaje del consumidor, el viaje del colaborador y, por último, el viaje del ciudadano. Por primera vez, los ciudadanos tenemos las herramientas y nos encontramos con las fórmulas para poder organizarlo.

Una cosa muy importante que tenemos que tener en consideración, “el software se está comiendo el mundo”. Entonces, ¿qué hacemos? La parte más importante de lo digital es la parte de las personas. ¿Cómo ser más digitales de qué lo somos?

Para poder alcanzar ese objetivo, se debe de trabajar con autonomía, tener una visión como compañía y trabajar en el desarrollo de las personas. Hay que ser capaces de entender lo que tenemos delante y de tratar de sacarle todo el rendimiento. De mirar a nuestro alrededor, hablar con gente más joven, coger a nuestro campeón de las redes sociales en nuestra compañía, a cambio, nos pedirá que le demos autonomía, que le dejemos implantar cosas, probar, ensayar y tener errores.

Si somos una empresa que quiere triunfar en el mundo digital, los clientes han de ser los protagonistas. Solo existe una posibilidad, mover toda nuestra comunicación, nuestra actividad para convertir en protagonistas a nuestros clientes. A partir de ahora, un concurso no va a ser lo mismo, se ha de convertir en una excusa para que la gente que participe en ellos, presuma delante de sus amigos. La gracia es convertir en protagonista a nuestros clientes. Pero sobre todo y lo más importante, la transformación digital consiste únicamente y exclusivamente en poner a las personas primero.

Por último, Juan Luis Polo, nos pide que recordemos algo que es de libro; “nadie amará vuestro destino, nadie amará vuestra empresa si vuestros colaboradores no lo hacen primero” y sentenciaba con una reflexión de Quintiliano; “no trates de ser mejor orador que persona porque el público se dará cuenta”. No trates bajo ningún concepto de implementar algo, sin creer en ello porque tu equipo se va a dar cuenta. Si tu equipo se da cuenta, no lo hará, no se motivará, no habrá esa transformación digital y el que de verdad va a sufrir, va a ser el cliente.

 

Eukene Ramírez Albisu.

 

Deja un comentario