Category Blog

La pandemia del Covid-19 ha causado grandes consecuencias en la economía nacional, pero también nos ha demostrado que las empresas, sobre todo las turísticas, han de adoptar una estructura más flexible y que permita tener mayor agilidad hacia el cambio.

La crisis sanitaria ha puesto a prueba la resiliencia del turismo y ha sacado a la luz las grandes debilidades de este sector. Aunque no todo ha sido negativo, pues gracias a esta situación la industria turística se someterá a grandes y necesarios cambios que mejorarán los procesos que conforman la cadena de valor y la competitividad. Además, contribuirán a disminuir las externalidades negativas.

Uno de los lugares más afectados por esta situación es el archipiélago canario. En el año 2020 recibió alrededor de 4 millones de turistas internacionales, lo que supone un 71,2% de turistas menos que el año 2019. Esto sitúa a canarias como una de las regiones españolas más afectadas por el Covid-19, puesto que ha perdido 7 de cada 10 visitantes. De este modo, se han visto recalcados los puntos débiles, la falta de conectividad, la elevada dependencia del turismo y la falta de diversidad de turistas extranjeros.

Las islas canarias son uno de los destinos turístico que se focalizan en el consumo de sol y playa y, por ende, en un turismo consumidor de litoral. Por este motivo, podemos decir que la economía e industria turística canaria, presenta una gran dependencia de los recursos naturales del archipiélago. Debido a las características inherentes del propio archipiélago, la fragmentación territorial y su condición periférica, las islas presentan un entorno más frágil que otros destinos turísticos españoles.

La economía circular, inteligente artificial y la tecnología serán esenciales para ayudar en la transición sostenible del sector turístico

Para contribuir a un consumo responsable, dentro del sector turístico, sería necesaria la implementación de una economía circular. En ella deberán de estar involucrados los agentes turísticos tanto públicos como privados.

La isla de Gran Canaria por sí sola opta a 13 millones de euros de los fondos europeos para poner en marcha diversos proyectos de economía circular y proyectos relacionados con diversas innovaciones tecnológicas en materia de ahorro energético.

Los proyectos han sido fruto de la colaboración y cooperación de varias entidades y agentes. El Cabildo grancanario, además, ha presentado ante Bruselas el proyecto CicTourLab. Un proyecto que cubre varias vertientes relacionadas con la transición sostenible, el desarrollo de la economía circular y la tecnología.

El progreso de las TICs ha hecho que se tenga que modificar la forma en la que los turistas viajan. Para poder seguir el ritmo de estos cambios de consumo, el sector debe implementar dos innovadores sistemas:

  • La inteligencia turística que facilita la comprensión y necesidades del consumidor.
  • El big data.

La combinación de este binomio proporciona indicadores que ayudan en la toma de decisiones.

La transformación digital de todo el sector mejorará los procesos que integran la cadena de valor y por consiguiente mejorarán la competitividad tanto de las empresas particulares como de los destinos. La aplicación de estas tecnologías a la gestión residual permitirá poder aprovechar los desperdicios y transformarlos en energía. También se pueden emplear para reducir el consumo ineficiente de alimentos, aumentar la reutilización de consumibles otorgándoles otra función e impulsar aún más el reciclaje de plástico y metales, para darles, a todos estos consumibles, una segunda utilidad.

Otra tecnológica innovadora y extremadamente útil es la inteligencia artificial, tecnología que contribuirá a mejorar las experiencias de los turistas, a través del uso de sensores, la biométrica y la tecnología sin contacto, entre otras muchas cualidades. Además, la inteligencia artificial, será de gran ayuda para tomar decisiones relativas al consumo de energía, agua y residuos. Con esta nueva tecnología se podrá monitorizar el consumo de éstos y maximizar, además, la eficiencia del consumo para evitar sobreconsumos o uso ineficaces.

Por último, la actitud de los turistas es otra cuestión fundamental dentro de la economía circular, la transformación digital y la sostenibilidad. En ellos ha de potenciarse las practicas verdes, sostenibles y circulares, y por supuesto, facilitarles su participación en el proceso. Asimismo, el 60,9% de los turistas están dispuestos a pagar más por una estancia en establecimientos turísticos más ecofriendly, por lo tanto, se muestran a favor del movimiento verde.

En cuanto a la transformación digital, los turistas exigen experimentar experiencias más enriquecedoras desde que salen del lugar de origen hasta que llegan a su destino, por ello la tecnología inteligente permitirá personalizar cada vez más el producto o la experiencia ofertada y lograr cumplir con las expectativas y necesidades de los nuevos turistas digitalizados, cuestión que es fundamental si la oferta pretende estar a la altura de la demanda.

La isla de Tenerife será referente en materia de sostenibilidad en el 2021

José Gregorio Martín Plata, consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, afirma que: el Instituto de Turismo Responsable (ITR) está colaborando con el Cabildo Insular para colocar a la isla de Tenerife en el epicentro de esta nueva realidad turística a la que se enfrenta el conjunto de la industria turística española, a más tardear para el verano de 2021. A su vez, asegura que será el primer destino turístico en poner en práctica los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 marcados por la ONU.

Tanto Tomás Azcárate como Martín, ambos integran el Consejo Español de Turismo, están convencidos de que Tenerife es el lugar ideal para poner en práctica los 17 objetivos que engloba al Agenda 2030 y destacan el objetivo número 3, “Salud y Bienestar” ·, como eje central de las nuevas estrategias sostenibles, sobre todo tras los recientes acontecimientos vividos por la crisis sanitaria.

Estas acciones colaborativas permitirán a la isla de Tenerife la deseada transición sostenible y de transformación digital. Para implementar, de forma exitosa, las 17 ODS y lograr la máxima sostenibilidad económica, social y medioambiental, la innovación tecnológica de los procesos es un pilar esencial.

Un cambio íntegro del modelo turístico actual serán claves para garantizar el futuro de la industria turística canaria

La realidad actual en la que se ven sumergidas las Islas Canarias, y la escasa capacidad de actuación que han tenido para paliar los efectos de la pandemia, han hecho que el conjunto del sector turístico se active e investigue nuevas modalidades turísticas. La pandemia también ha recalcado la fragilidad del sistema actual y, por ende, ha reivindicado lo fundamental que es la transición sostenible y la transformación digital para el futuro turístico del archipiélago canario.

González, investigador del proyecto Soclimpact – financiado por la UE- advierte que las Islas Canarias cumplen las condiciones perfectas para sufrir los efectos del cambio climático. Recalca que este periodo de escasez turística se debería aprovechar como un momento de reflexión y reestructuración del destino. El sector turístico ha de actuar cuanto antes.

Y por ello, desde Futurismo Canarias, a través de nuestro foro para profesionales del turismo, cada año generamos debates y entrevistas sobre temáticas actuales que preocupan al sector. En ellas se busca compartir las herramientas y el conocimiento necesarios para maximizar el aprovechamiento de las nuevas oportunidades y trabajar conjuntamente para mitigar las amenazas actuales a las que se enfrenta el sector. En Futurismo Canarias sabemos que donde está la unión está la fuerza, por tanto, hacemos un llamamiento a la colaboración y cooperación de todos los agentes turísticos, para que juntos podamos transformar el sector turístico actual.

Redacción: Natalia Eastwood y Marta Pérez Martín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.