En los tiempos de incertidumbre y con las manos atadas para actuar, es difícil aprovechar el tiempo. Sin embargo, es necesario. Un parón, como el que ha causado la pandemia, es un momento excelente para reflexionar sobre las cosas que uno hace bien, o mal; sobre los mercados competidores; y para pensar en las estrategias para salir de esta crisis. Estos aspectos trata el más reciente informe “Estudio de posicionamiento de España como destino turístico», elaborado por El Real Instituto Elcano y Turespaña. En este, se recopilan los datos que abarcan más de 33 países, con unas 17 mil personas entrevistadas.

Entre los ponentes, se encontraba el presidente de Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa; secretario de Estado de Turismo y presidente de Turespaña, Fernando Valdés; investigadora principal del Real Instituto Elcano, Carmen González Enríquez; director general de Turespaña, Miguel Sanz Castedo; y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Los datos numéricos no son positivos. En 2020, España recibió 20 millones de turistas; un cuarto de los 86 millones que visitaron el país en 2019. La pandemia, en muchos aspectos, ha acelerado los retos que ya existían en el sector, y ahora se les tiene que dar una respuesta más urgente y consistente aún. 

Uno de los aspectos más destacados del informe ha sido la visión que se tiene de España como destino turístico. Fernando Valdés afirma que es un “país de referencia como destino turístico”. Se confirma su postura como una potencia turística, junto a países como Francia y Estados Unidos. Carmen González, por su parte, remarca un alto nivel de satisfacción de los clientes, que provienen incluso de los mercados más lejanos, como son Asia y América del Norte. Además, en comparación con sus competidores, los turistas que vienen a España de vacaciones suelen volver con más frecuencia y quedarse más tiempo de la media. A diferencia de otros mercados, como son el francés, la cuestión monetaria tampoco causa muchos problemas para los potenciales visitantes. De esta forma, junto a Italia, se posiciona como el destino favorito de los viajeros asiáticos y estadounidenses, ambos con una elevada capacidad adquisitiva.

Sin embargo, también existe una serie de problemas pendientes por resolver. Al ser un país dependiente del turismo, la crisis de coronavirus le afectó de manera profunda y persistente, que no se solucionará tan solo con la aparición de la vacuna. Requiere un cambio estructural y una modernización para mantener esta posición de prestigio. España es conocida por sus lugares de “sol y playa”, que representa la mayor parte de su oferta turística. No obstante, está empezando a haber un cambio de paradigma. Los deseos y necesidades de los turistas ya no son los mismos. La seguridad del país receptor cobra más importancia, y en este campo no hay problema, ya que España es “de los más insistentes con las medidas sanitarias”, como remarca Miguel Sanz. 

Una importancia especial cobra la experiencia, la diversidad de ofertas, los lugares únicos y destacables, y es la oferta que España tiene que trabajar para salir adelante. Los turistas – sobre todo aquellos que provienen de los mercados más lejanos, – no están interesados en el turismo de sol y playa. Quieren conocer la cultura española, sus tradiciones y gastronomía; y son, además, los viajeros que más tiempo se quedan y que más dinero están dispuestos a gastar. Si el país quiere salir adelante y ampliar todavía más sus horizontes, son estos aspectos y mercados por los que tiene que apostar. 

Se habló, finalmente, sobre el posible futuro del sector. Todos los ponentes están de acuerdo: es necesario digitalizarse, innovar y diversificar la oferta. Dar lugar a nuevas experiencias, tipos de turismo únicos y exclusivos a España, es la única vía para salir de la crisis con un sector más sólido y resiliente aún. “Tenemos que dejar de medir cuántos turistas vienen a nuestro país”, enfatiza Reyes Maroto, “y fijarnos en la calidad de nuestro modelo turístico.”

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.