Turismo asiático en España: un sector a conquistar

En la última década Asia ha sufrido una mejora económica, que se muestra entre otras pautas por el turismo hacia otros países, entre ellos Europa. Esta mejora les ha permitido la salida de un número mayor de turistas al extranjero.

Pero es un turista muy especial, su cultura y forma de viajar no tienen nada que ver con la europea o americana.

Características de los visitantes asiáticos

La afluencia del turista asiático está delimitado por los países con mayor desarrollo económico, como son: Japón, Corea del Sur  y China principalmente. Mientras que India y Filipinas, aunque con pocos visitantes, está aumentando lentamente.

Turistas asiáticos en España 2017

Fuente : INE; Fontentur. Hosteltur

En estos últimos años han cambiado su forma de viajar antes venían en grupos grandes, pero la tecnología, la economía y la tipología de edad, como los millenials, buscan otras alternativas. Ahora hay tanto viajeros grupales, como en familias, con amigos o con la pareja. Depende sobre todo de la economía, a mayor poder adquisitivo más independiente y personalizado es el viaje que compran.

Otra característica de éste, muy diferente al viajero europeo en España, que busca sol y playa, es el tipo de producto que quiere. A los asiáticos, sobre todo japoneses y chinos, les encanta conocer la cultura del sitio que visitan; no sólo los monumentos, que les apasiona nuestra historia; sino además la gastronomía o actividades de todo tipo que les haga conocer más el destino y obtengan una experiencia más profunda y local.

 

También le influyen sus aficiones cuando toma la decisión, como la fotografía, las flores, los paisajes… siendo una nueva forma de viajar que los europeos no tenemos.

El turista asiático además tiende a gastar mucho en comparación con otros viajeros, este llega a una media de 2.465€ por cada viaje, es decir, un 68% del presupuesto para el viaje. Esto supone que el 33% de los ingresos por turistas que registran anualmente los comercios españoles proviene de ellos.

Obstáculos a la hora de atraer al turista asiático

El mercado asiático siendo tan numeroso tiene muchas dificultades a la hora de conquistarse. Dentro de estos problemas están:

  • La tardanza a la hora de tramitar los visados, sobre todo en China
  • El idioma. Principalmente para japoneses y chinos, que apenas hablan inglés y menos español, y no encuentran en España los comercios, hoteles o patrimonio adaptados a su lenguaje.
  • Su cultura, su forma de comportarse es muy diferente a la europea, lo que hace que al llegar a nuestro país no se encuentren a gusto a la hora de relacionarse o ser tratados al llegar a un sitio.
  • Son países que tienen su propia economía, están habituados a pagar con el móvil. España no está aún preparada para este servicio.
  • El turista asiático necesita estar conectado 24 horas, lo que dificulta su conexión en España, que no está en todos los lugares que ellos desean visitar.
  • Su alimentación es muy diferente. Desayuno muy distinto al europeo o americano, por ejemplo no les van los lácteos.
  • Tienen muchas simbologías, al turista chino no les gusta el 4, una habitación con ese número no es bueno, pero si el 8 0 888 son las mejores.
  • Comunicación aérea, no hay casi vuelos directos a España, lo que hace que se queden en el país de escala primero.

Estos son algunos de los problemas que encuentran en nuestro país y que deberían mejorar para poder aumentar el número de turistas, ya que serán en los próximos años una gran fuente de ingresos en el sector turístico.

Claves a mejorar para conquistar al turista asiático:

  • Estudiar la tipología del visitante. No es lo mismo un japonés que un coreano o un chino. Hacer un estudio exhaustivo de cada una de las comunidades que van a visitarnos. Ellos se sentirán honrados de que conozcas su cultura y estarán más cómodos.
  • Centralizarse en zonas específicas en sus países de origen, realizando un estudio sobre las ciudades que más demandan los viajes a España. Deberían visitarse y hacer convenios con las mismas para dar a conocer de primera mano la oferta que se propone.
  • Crear vuelos directos, sin escalas en otros países, a ciudades centrales, que hará animarse más a los turistas asiáticos.
  • Colaboración entre administraciones dando una imagen de solvencia del destino, así como tranquilidad en cuestiones como robos o disturbios.
  • Tramitación de visados que sean más rápidos, ya que en algunos países tardan hasta 3-4 semanas en tramitarlos.
  • En el caso de China, debe conseguirse el certificado oficial llamado “Welcome Chinese” que califica al establecimiento o ciudad como destino de calidad. Ejemplo de comunidad autónoma que ha conseguido dicho certificado es Valencia.
  • Darse de alta en plataformas de los países salientes como Union Pay de China o sus aplicaciones tipo whatsapp.
  • Modernizar el sector para poder pagar a través del móvil, sin necesidad de una tarjeta de crédito.
  • Traducir los letreros más relevantes en los distintos idiomas de los visitantes que van a venir, tanto en hoteles o comercios, como guías que se den desde el hotel.
  • Modificar las páginas españolas a estos idiomas. Sobre todo los enlaces a los establecimientos que desean vender su producto en Asia.

España, y sobre todo el sector turístico deberá prepararse para estos nuevos turistas, cuya forma de vida y de ver la vida no tienen nada que ver con la nuestra.

Su pasión no es la playa y el sol como los europeos, sino que buscan sensaciones diferentes a las que puedan vivir en su país. Elaborar un catálogo de características sobre usos y costumbres para ser aplicadas en los destinos debería ser imprescindible, así como vender nuestro patrimonio y actividades en sus países de origen.

Por Marta de la Cruz Cardiel

 

 

 

Deja un comentario