SOS: los hoteles necesitan eficiencia energética

El turismo es uno de los principales pilares en la economía, y los hoteles se han convertido en el establecimiento clave del sector. Claro está que una infraestructura hotelera necesita una gran cantidad de energía para garantizar el bienestar y confort máximo, por lo que para un adecuado funcionamiento se ha de tener en cuenta cual es la limitación de la demanda energética y el control del consumo energético.

El control del consumo energético de los hoteles es fundamental, y generalmente no se hace. Además, el gasto de energía puede representar un gran porcentaje del total de los costes en este tipo de infraestructuras. Por otro lado, existe un desconocimiento de las instalaciones energéticas y su gestión, tanto por parte de los empresarios como trabajadores que las utilizan, y esto deriva a que la eficiencia energética de los hoteles actuales sea baja. Pero, hay que darse cuenta de que el sector también da oportunidades para la gestión de eficiencia energética. Se debe tener en cuenta de que, según el tipo de hotel, localización, categoría o los servicios que ofrece habrá una demanda energética u otra. Además, cuestiones como el grado de ocupación y climatología son factores decisivos en el comportamiento energético.

Pero…¿Qué medidas de deben tomar para llagar al ahorro energético?

Agua: es más fácil es aplicar medidas. Consejos:

  1. Cualquier tipo de dosificador en grifos, duchas o sanitarios contribuye a ahorrar agua y reducir el consumo.
  2. Elaborar un plan de gestión de la misma
  3. Mantener en correcto estado las instalaciones
  4. Concienciación a los clientes y formación a los empleados

Aislamiento: factor fundamental a la hora de obtener un buen comportamiento energético. Consejos:

  1. Si las ventanas son antiguas, renuévalas ya que no se pierde la energía.
  2. Actúa sobre el exterior del edificio mediante el uso de los materiales aislantes.
  3. Revisar grietas y otros puntos de fuga.
  4. Sustituir la ventilación tradicional por una más moderna

Climatización: es el mayor gasto energético de los hoteles. Consejos:

  1. Elige sistemas de climatización eficiente que utilicen materias primas.
  2. Acota las temperaturas en zonas públicas.
  3. Utiliza sistemas de monitorización y control.
  4. Emplea ventanas abiertas.
  5. Decántate por termostatos sencillos.

Luz: es un 10-20% del gasto total en energía. Consejos:

  1. Utiliza iluminación de bajo consumo
  2. Utiliza de gestión de luces mediante el sistema de domótica.
  3. Usa tecnología con regulación de la intensidad lumínica.
  4. Realiza un buen uso de la luz diurna

Los hoteles son uno de los principales motores de la economía, y más aún si cabe en la actualidad. Por esa razón, cualquier mejora en su rendimiento adquiere una trascendencia, ya que las pequeñas acciones en el día a día resultan claves a largo plazo.

Andreea Cretoiu

Deja un comentario