Retos en la digitalización de la industria turística

Desde Futurismo nos gustaría transmitir la verdadera importancia que tiene la transformación digital y los canales online para el sector turístico. Todos conocemos plataformas de comercialización (OTAs – Online Travel Agency) como Booking.com y otros canales de reputación online como Tripadvisor, que nos facilitan la búsqueda de un destino y productos turísticos que podemos reservar y donde las opiniones y experiencias de otros usuarios pueden guiarnos y servir de recomendación.

Por un lado, podemos considerar que la red y los medios digitales sirven como fuente de inspiración por la que se puede buscar y planificar las vacaciones, tanto en viajes de ocio como en viajes de negocio. Los blogs y redes sociales hacen hoy en día la función que en su día hacían los ya casi inexistentes catálogos de destinos. La facilidad de acceso a las distintas fuentes de información permite a los usuarios ser más exigentes. Pasan menos tiempo realizando búsquedas, pero utilizan más fuentes de información.

El 75% de los viajeros reserva sus vacaciones a través de canales online, independientemente de sus conocimientos digitales. Sin embargo, todavía existe un 26% de la población que consulta las agencias tradicionales. En la mayoría de los casos, para complementar su búsqueda en internet. El reto de las agencias de viajes es apostar por la innovación y la multicanalidad para aprovechar ese tráfico a las agencias físicas.

Reservando una habitación con un clic

A través de ambos canales, los viajeros encuentran destinos, consejos, ofertas y la posibilidad de planificar de forma integral sus vacaciones. Pero los principales motivos por los que el consumidor acude al canal online para reservar sus vacaciones son el precio y la facilidad en la reserva. Para quienes buscan diversión y entretenimiento, descubrir nuevos destinos o ir de aventura, las redes sociales son la fuente de información más recurrente para inspirarse o buscar opiniones de otros usuarios.

Si nos hubieran dicho hace 20 años que celebraríamos el Día de Internet, no lo creeríamos, y tampoco imaginaríamos que nuestro día a día giraría entorno a este gran avance tecnológico. Debido a la pandemia del COVID-19 nos hemos hecho más dependientes de la red que nunca, muchas empresas turísticas del sector hotelero y de alojamiento han reconocido esta importancia y han tomado medidas de adaptación. Como consecuencia de la pandemia, se requerirán cambios en los sistemas de gestión interna, adaptaciones operativas como los cambios de aforo y ajustes técnicos, por ejemplo, en los métodos de activación no-táctiles, podrían ser por voz o smartphones.

Imagen de varios medios

Actualmente el mercado ya cuenta con soluciones para el auto check-in y gestión integral de alojamientos turísticos y hoteles, e incluso, ya hay aplicaciones móviles que permiten los procesos de check-in y check-out sin pasar por recepción. También a través de sus smartphones, los huéspedes podrán tanto abrir la puerta o puertas necesarias como acceder a otros servicios, y que en estos momentos están viendo cómo se incrementa notablemente su demanda.

Sin duda, las nuevas tecnologías están ayudando a los establecimientos hoteleros a poner en marcha muchos protocolos necesarios debido a la expansión del Covid-19.

En el confinamiento nos han permitido el teletrabajo y ahora nos seguirán ayudando a mantener la distancia social. Los viajeros pueden realizar con una app el auto check-in sin necesidad de que nadie los reciba de forma presencial. Mediante la validación de documentos de identidad y reconocimiento facial por biometría, los datos validados de los huéspedes se envían de forma automática a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Es decir, no solo tienen acceso al apartamento o la habitación sin tener llaves o tarjeta, sino que también cumplen con la normativa.

En las Islas Canarias estamos viendo cómo la pandemia y la importancia de la digitalización de los procesos está impulsando una nueva forma del turismo digital. Los “Digital Nomads” o nómadas digitales son personas que debido al teletrabajo pueden trabajar prácticamente desde cualquier parte del mundo mientras que tengan una buena conexión a internet y un ordenador. Este término se está escuchando mucho últimamente, sobre todo en las Islas Canarias debido a que es un destino altamente desarrollado en cuanto a sistemas de información y el clima es perfecto a lo largo de todo el año.

Teniendo en cuenta las tendencias actuales y la alta demanda de los nómadas digitales podemos afirmar actualmente que la transformación digital no es solo un proceso al que se deben de adaptar las empresas, sino que se ha transformado en un atractivo para captar a los usuarios en esta nueva realidad. Para la mayoría de empresarios esto está creando oportunidades únicas, y se podría afirmar que estamos presenciando el comienzo de una nueva era del turismo, basada en el reto de la digitalización.

 

Fuente: Artículo “Turismo se lanza a por los nómadas digitales”

https://www.canarias7.es/economia/turismo/turismo-se-lanza-a-por-los-nomadas-digitales-CA944294

 

Deja una respuesta