Mayordomo en los hoteles un valor en alza

Este oficio tiene como funciones principales la discreción y la capacidad de adelantarse a los actos

  • Randy Mendiguchia, jefe de protocolo de Futurismo Canarias ha participado en el curso que se imparte por primera vez en el International Butler School en Madrid

Randy Mendiguchia, experto en protocolo (Tenerife)

La profesión del mayordomo es una de las más demandadas por el sector del lujo. Existen pocos profesionales que hayan recibido una enseñanza adecuada. Por eso, International Butler School se convierte en la única escuela encargada de impartir este curso en español para formarse en este campo, y por primera vez en España. Su enseñanza está orientada a formar profesionales que tengan como meta alcanzar puestos de trabajo como mayordomo en hoteles de lujo, acompañar a dirigentes en sus viajes o formar parte de la tripulación de yates privados.

“Ver, oír, callar y actuar” es el lema de las personas que participan en el curso de mayordomía en Madrid. Los canarios Randy Mendiguchia, jefe de protocolo de Futurismo Canarias, natural de Tenerife y Rafael Masieu, de Gran Canaria, ambos expertos en Protocolo, formaron parte de este nuevo curso. Alrededor de unas veinte personas procedentes de toda España y de otros países acudieron para especializarse en este tipo de trabajo. Un curso exclusivo que está dirigido a personas con experiencia y que quieren mejorar en su día a día.

La formación contó con 26 asignaturas que se impartieron desde el pasado 11 hasta el 29 de noviembre en el Hotel Escuela de la Comunidad de Madrid. El curso está formado por clases tanto teóricas como prácticas. Cómo hacer una maleta adecuadamente o cómo abrir la puerta de un coche blindado son algunos ejemplos de las clases prácticas que se han realizado por profesionales del sector. Son acciones que hay que cuidar detalladamente ya que cada una tiene su técnica.

Otros factores que hay que tener en cuenta son la comunicación no verbal y la distancia física. Se debe conocer perfectamente el vocabulario del cuerpo humano. Los gestos, las expresiones faciales o corporales es fundamental en el diccionario del mayordomo. Hay que anticiparse a lo que pueda suceder. Los mayordomos deben practicar las expresiones faciales, así como la sonrisa ya que es importante a la hora de hacer su labor.  Además, la distancia física es esencial en este sector. Hay que encontrarse en una distancia correcta con respecto a las autoridades. Las culturas de los países afectan a este factor. No será la misma distancia la de estar con una autoridad de China que con una autoridad de Colombia.

La mayordomía es una profesión como otra cualquiera. Este oficio ha ido avanzando con el paso de los años convirtiéndose así en uno de los trabajos mejor pagados en el sector del lujo.

Acto de Entrega de Diplomas, International Butler School

Ana Félix Riobó

Deja un comentario