La OMT analiza los últimos datos relativos al turismo internacional

Según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), entre enero y abril de 2020 se ha registrado una caída de 44% de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo. Tras su reunión en Tbilisi, Georgia, los días 15, 16 y 17 de septiembre, salen cifrás aún más drásticas: un descenso de más de 50% a junio de este año. Aunque a lo largo de este mes un 53% de los países comenzaron a levantar las restricciones, no es suficiente para recuperar la afluencia. Numéricamente, se traduce en unas pérdidas de unos 400 mil millones de dólares.

“El Barómetro de Turismo Internacional más reciente muestra el profundo impacto que ha tenido la pandemia sobre el sector turístico, un sector que proporciona trabajo a millones de personas”, comentó el Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili. Según los últimos datos, la zona de Asia-Pacífica ha sido la más afectada, con una disminución de llegada de turistas a un 72%. Europa no se queda muy atrás, con el 66% de descenso.

Por otro lado, la recuperación de turismo a niveles de 2019 tardará entre dos y cuatro años. Para un sector dinámico y estacional, estas cifras podrían implicar la quiebra de centenas de empresas y la pérdida de miles de puestos de trabajo. Ya en julio, la ocupación hotelera ha llegado a su récord mínimo: menos de un tercio de ocupación media en los hoteles europeos. Aunque el verano ha traído consigo unas mejoras, no fueron suficientes, recuperando un porcentaje prácticamente insignificante de turistas nacionales. Esto, junto con la nueva oleada de contagios (registrada en España a mitades de agosto), contribuye a la ralentización de la recuperación.

 

La llegada de turistas internacionales en 2020: resultados y posibles escenarios. Fuente: La OMT.

 

Hasta hoy, la OMT ha considerado tres posibles escenarios de recuperación. El primero, el más positivo, que contaba con una recuperación hasta un 20% en diciembre, ahora resulta un escenario improbable. A pesar de que los países europeos han suavizado las restricciones en los meses de verano, los potenciales consumidores siguen viendo los viajes internacionales como un riesgo. Ahora, cuando los turistas apuestan por turismo nacional, esta recuperación de los niveles de 2019 a lo largo de dos años, parece más bien una utopía. Hasta ahora, no ha señalizado la probabilidad con la que puedan ocurrir el resto de los escenarios. La situación es aún demasiado turbulenta para decir con seguridad: solo queda esperar.

No significa esto, sin embargo, que el sector tiene que estar parado. Muchos ven la luz al final del túnel en el turismo nacional, que había irrumpido en Rusia y China. Cada vez más son normales los controles aéreos. Numerosas asociaciones, como Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), hacen accesibles las guías de viajes aéreos. “Un turismo seguro y responsable se hace cada vez más posible en diferentes partes del mundo”, afirma Pololikashvili, “y es crucial que los distintos Gobiernos colaboren entre ellos para reactivar [el turismo internacional]. La cooperación es la clave.”

 

Fuentes:

Deja un comentario