La importancia de la felicidad para la excelencia en el servicio.

Durante la jornada de #Fi2 de Futurismo desarrollada en el Arona Gran Hotel, el 24 de mayo, tuvimos el placer de contar con la ponencia de Bruno Correa, Director CEO en el Hotel Paradise Park. Su ponencia se tituló “La importancia de la felicidad para la excelencia en el servicio”.

Su presnetación resultó ser bastante inspiradora, ya que  nos habló de la felicidad y de lo importante que es ésta en cada día. Fue una charla bastante interactiva, ya que dio la oportunidad para que el público pudiera participar con preguntas.

Comenzó su intervención con una simple, pero a su vez, compleja pregunta “¿Qué es la felicidad?, a lo que le respondieron que era una actitud, emociones, alcanzar un objetivo…

Anteriormente se hablaba de la felicidad como una autopía, algo que había que alcanzar, de esta manera la planteaban filosofo como Platón y Aristóteles, pero Bruno Correa explicó lo que es la auténtica felicidad.

“La felicidad se puede aprender”, decía nuestro invitado, claro que se puede aprender a ser feliz, pero para ello se tiene que practicar. Ponía un ejemplo, de cuando la gente aprende a nadar, de nada  sirve que digan lo que hay que hacer para saber nadar, si luego no se pone en práctica y solamente se quedan con el concepto.

Muchos piensan que cuando la tristeza, el rechazo o el miedo aparecen en sus vidas dejan de ser felices, pero con este ponente se ha visto la felicidad de otra manera, quizás en esos momentos en los que estamos viviendo con esas emociones no podemos “estar” felices, pero si “somos” felices.

Pero la felicidad no es tan sencilla tampoco, conlleva una serie de pautas, como son: aceptar que existen emociones dolorosas, mantener relaciones sólidas  (verdaderas), hacer ejercicio, dar las gracias…

Todos en algún momento de la vida habéis  sentido emociones dolorosas, pero eso es bueno, ya que como dijo este contertulio , los únicos que no sienten estas emociones son los muertos y los psicópatas. Para ser felices hay que relacionarse con amigos,  familia, mantener relaciones verdaderas y sanas. Otra de las cosas que  llenan de vida y  provocan la felicidad es hacer deporte, aunque sea 30 minutos al día, 3 días en semana, con eso es más que suficiente. Dar las gracias es otro de los factores más relevantes para la felicidad, agradecer a nuestros amigos, nuestra familia, a algún conocido… hay que ser siempre agradecidos.

“La idea de que todo sucede para bien, es pasiva. La de que podemos hacer algo bueno con lo que suceda, es activa” con esta reflexión y un agradecimiento finalizó Bruno Correa esta excelente presentación, en la que  dejó a todos sorprendidos.

Deja un comentario