La gastronomía, un factor clave para atraer visitantes a nuestro país.

En los últimos años el turismo gastronómico está jugando un importante papel a la hora de elegir un viaje. Muchos son los turistas que eligen un destino por su gastronomía o que les influye, en gran medida, en un cierto porcentaje al acudir a ese sitio, pero no siendo el único factor.

Nuestro país destaca por una buena gastronomía por lo que es un factor clave para atraer a turistas. Una amplía variedad de platos tradicionales hace que varias ciudades españolas se encuentren en lo más alto de los rankings culinarios de todo el mundo, dando gracias, por supuesto, al buen nivel de chefs que ejercen en nuestro territorio español y los productos utilizados.

Muchos curiosos visitantes quieren deleitarse con productos autóctonos, conocer su elaboración y mezcla de sabores, aprender de la historia y disfrutar del clima de la región, siendo esto una forma de exponer y dar a conocer la cultura a través de un delicioso plato.

Las claves para construir un destino turístico gastronómico sostenible son su oferta de productos basándose en el género local y dándolo a conocer. Asimismo, creando eventos gastronómicos con herramientas promocionales y fortaleciendo la calidad del turismo que se recibe en el territorio.

En España podemos ver varios ejemplos de destinos gastronómicos para los turistas como puede ser Andalucía, País Vasco y Galicia, siendo su oferta gastronómica una estrategia de marketing utilizada para atraer a nuevos turistas y fidelizarlos.

  Fuente: www.euskoguide.com

En cuanto al País Vasco, nos podemos centrar en San Sebastián, un destino emblemático no sólo por su belleza paisajística sino por su maravillosa gastronomía, siendo galardonado como el mejor destino gastronómico del mundo en 2017 por Caterwings, una prestigiosa compañía británica especializada en catering.

Esta ciudad tiene como especialidad la variedad en su oferta gastronómica, la buena calidad de sus productos, el buen trato al cliente y la innovación de ofrecer productos veganos y vegetarianos llegando así, a más demandantes y amantes del arte culinario.

Han aprendido a diseñar la manera de ayudar a los visitantes y turistas a conocer mejor la ciudad con guías de distintas modalidades para que, dependiendo del consumidor, se pueda conocer el arte culinario del lugar. Por ejemplo, creando tours gastronómicos, talleres de cocina y, entre otras actividades, la realización de escapadas a bodegas y sidrerías de la zona.

Hay que tener en cuenta que a los alimentos les afecta el entorno donde se actúa y varios son los estímulos que se reflejan a la hora de percibir sensaciones gastronómicas.

Nos encontramos en una era de continuos cambios donde hay variedad en la nutrición, que se debe tener presente en territorios donde ofrezcan esta oferta culinaria. Las personas tenemos tendencia a probar sabores nuevos y con el tiempo se ha ido generando una tremenda curiosidad gastronómica.

Lo que demanda el consumidor es la suma de alimentación más experiencia, donde las acciones de comunicación y marketing son fundamentales para todas las ciudades que quieran subirse al tren de destino gastronómico.

Deja un comentario