José Hernández (Barman del Gran Hotel Bahía del Duque): “El coronavirus también traerá innovación en el campo de la coctelería”

Hoy tenemos el placer de entrevistar en Futurismo Canarias a José Hernández, más conocido cariñosamente como “Josele”. Es uno de los barmans del Gran Hotel Bahía del Duque *****, situado en la zona turística de Costa de Adeje,  en Tenerife. José se inició en el mundo de la hostelería a una edad bastante temprana gracias a la oportunidad brindada por un familiar cercano. A pesar de sus escasos conocimientos en el mundo de la restauración y la coctelería, gracias a esta oportunidad, se ha podido convertir en un barman con talento y vocación, con objetivos muy claros y muchos sueños por cumplir.

FC: ¿Podrías explicarnos brevemente tu comienzo en la hostelería? ¿Cómo acabaste trabajando en el departamento de bares de un hotel de 5 estrellas?

JH: Con 17 o 18 años, no lo recuerdo exactamente, entré en el mundo de la hostelería a través de mi primo. Me consiguió un trabajo en un restaurante de comida tradicional en Santa Cruz de Tenerife, en la calle La Noria, y aunque no sabía mucho, empecé ayudándole llevando las bebidas y los platos a los clientes, limpiando las mesas, etc.

Pasado unos años, mediante una ETT, comencé a trabajar en el Hotel Gran Mencey, también en Santa Cruz de Tenerife. En ese momento ya tenía mi curso de coctelería hecho, ya estaba en la rama de la hostería que a mi realmente me gustaba, y aunque en ese momento pensaba que sabía muchas cosas, me di cuenta que realmente no sabía casi nada. En este puesto de trabajo aprendí muchísimo. Mediante la ETT estuve trabajando durante dos meses y al terminarse mi contrato el propio hotel me lo renovó. Este fue mi primer trabajo en un hotel 5 estrellas.

FC: Si tuvieras que contar una anécdota de tu paso por los diferentes hoteles… ¿Cuál sería? Con clientes, compañeros, jefes…

JH: Justamente en Hotel Gran Mencey, cuando se celebraban los premios Cadena Dial, los artistas se alojaban en este y en consecuencia cerrábamos la terraza y pasábamos la celebración con ellos, ya que acababan de recoger sus premios correspondientes, hubo momentos muy divertidos y para mí fue una experiencia muy bonita.

FC: ¿Qué cualidades debe tener un barman que trabaje para hoteles de alto nivel como en los que tu has trabajado?

José Hernández (Hotel Bahía del Duque) se ha convertido en un barman con mucho talento y vocación

JH: Lo primero, tener las nociones básicas de comportamiento, de puntualidad, de higiene y tienes que ser muy respetuoso con los clientes.

Con respecto a tu puesto de trabajo tienes que tener nociones de coctelería, saber muy bien lo que haces y como lo haces, desenvolverte muy bien ante cualquier situación que pueda surgir, saber un poquito de vinos, en general saber un poco de todo para que cuando el cliente te pida algo sepas lo que te está pidiendo y puedas ofrecérselo.

FC: ¿Con qué sistema de trabajo o lugar te has sentido más a gusto e identificado a nivel profesional?

JH: Sinceramente, siempre me he encontrado cómodo en todos los puestos de trabajo en los que he estado, pero si me tuviese que quedar con alguno, me quedaría sin duda con el puesto de trabajo en el que estoy ahora mismo, en el Gran Hotel Bahía del Duque, se encuentra en Costa Adeje, Tenerife. Es la segunda vez que trabajo en este hotel y lo que me gusta es que tienen un sistema muy organizado, serio y profesional. También me gusta mucho porque antes del servicio preparamos un briefing, y porque hay mucho compañerismo.

FC: ¿Cómo vivías tu profesión en el día a día antes de la crisis del Coronavirus?

JH: Cuando apareció, todos éramos inconscientes de la gravedad de la situación y parecía que la cosa no iba con nosotros, por lo tanto, actuábamos como siempre habíamos hecho, con la limpieza, la organización de los implementos. Pero a medida que fuimos viendo que la situación era más sería, se empezaron a cerrar colegios y al final declararon el estado de alarma, nos dimos cuenta que no era ninguna tontería.

FC: ¿Cómo te afectó/ impactó la noticia de la cuarentena del Hotel H10 Costa Adeje Palace? ¿Pensaste en aquel momento (que ahora parece un siglo y fue hace sólo 3 meses) que una situación así podría ocurrirte directamente en tu puesto de trabajo y como lo hubieses gestionado?

JH: A nosotros nos tocó de cerca porque podríamos decir que somos vecinos, y nos quedamos algo impactados y llegamos a pensar que si era un cliente de ese hotel lo más probable que en alguna ocasión ese cliente podría haber comido en nuestra terraza o haber pasado por nuestro hotel. Teníamos miedo de que pudiéramos ser los siguientes que tuviésemos que estar de cuarentena. En cuanto nos sentíamos un poco mal no podíamos evitar el miedo de estar contagiados.  Fue un golpe muy duro tanto para el H10 Costa Adeje Palace, como para nosotros ya que nos encontramos al lado, aunque nosotros no notamos prácticamente la caída de clientela.

“Nos quedamos algo impactados, no podíamos evitar el miedo de estar contagiados”

Sí, en aquel momento sí que lo pensé, pero bueno no habíamos abierto muy bien el hotel cuando se levantó el estado de alarma y tuvimos que cerrar.

FC: ¿Qué cosas (que normalmente no haces por falta de tiempo) estás haciendo durante el confinamiento? ¿Qué es lo que echas de menos de tu vida anterior?

JH: Relacionado con mi vida personal echo mucho de menos surfear, el mar, la naturaleza, la libertad, la tranquilidad, poder estar sin restricciones de horarios y relacionado con mi trabajo echo de menos mi día a día, relacionarme con mis clientes mis compañeros.

FC:¿Crees que todo volverá a la normalidad y podremos volver a recibir a turistas en breve espacio de tiempo? ¿Te atreverías a vaticinar alguna fecha de vuelta?

JH: Sinceramente, no lo veo muy claro. Creo que hasta que no salga una vacuna o alguna cura no vamos a poder volver a la normalidad a la que estábamos acostumbrados. El coronavirus ha marcado un antes y un después, ya que es una enfermedad muy agresiva y tenemos que seguir unas pautas que no estábamos acostumbrados a seguir aquí, en España; y siempre vamos a tener miedo de contagiar a personas de riesgo. A pesar de que soy una persona muy positiva, hay muchas personas que aún no están muy concienciadas y va a ser complicado volver a la normalidad en un periodo corto de tiempo.

“Hay muchas personas que aún no están muy concienciadas y va a ser complicado volver a la normalidad en un periodo corto de tiempo”

El hotel en el que trabajo nos ha comentado que pretenden abrir en julio o agosto, pero yo la fecha que me atrevería a decir, siendo positivo, sería en agosto o septiembre, e incluso octubre. Pero claro, no va a ser igual que antes; abriremos con restricciones, y con las todas las medidas de higiene que se necesite.

El hotel está a la espera de que los aeropuertos estén operativos, ya que para ellos es una gran perdida de dinero si solo pueden ocupar el 50% de capacidad.

Por ser algo más negativo, como muy tarde, el hotel, si no ve muy fiable la apertura, esperaría al turismo de invierno. Aunque yo espero que sea en agosto o septiembre.

FC: ¿Qué distintos protocolos y medidas piensas que se implantarán en tu departamento para recuperar la confianza de los futuros turistas?

JH: Cuando abran los aeropuertos y los puertos. Yo tengo la suerte de trabajar en una terraza, al aire libre, y seremos de los primeros en abrir. Las medidas que se implantarán serán quitar algunas mesas, ya que no se podrá cubrir la capacidad total, y las que dejemos tendrán que estar separadas dos metros de distancia entre cada una y desinfectarlas detrás de cada cliente. Tendremos que usar mascarillas y guantes, y creo que el gel desinfectante también será obligatorio. De todas formas, no estoy muy informado, porque el hotel aún no nos ha enviado nada todavía. Lo que sé es porque me he informado por mi cuenta.

FC: ¿Crees que cambiarán mucho las cosas a la hora de seguir creando experiencias en coctelería para los huéspedes?

JH: No estaría mal, algo bueno habría que sacar de esta mala situación. Se podrían crear nuevos cócteles, nuevas decoraciones… aprovechando el tema del coronavirus, dándole una pizca de humor. Aunque las cañas siempre se van a pedir, pero sí estaría bien algo de innovación. Yo ya tengo algunas cosillas pensadas.

FC: ¿Cuál es tu mayor deseo cuando termine todo esto a nivel personal y a nivel profesional? 

José Hernández, amantedel surf y optimista por naturaleza, aspira a llegar alto en el mundo de la restauración y coctelería

JH: Mi mayor deseo después de que termine todo esto a nivel personal es que todos mis familiares, seres queridos, y para mí también, es que tengamos mucha salud, porque lo demás viene solo. Y bueno, también poder volver a como estábamos antes, pero sin olvidar lo sucedido.

A nivel profesional, mi deseo sería que todo volviese a como estábamos antes del virus, sin necesidad de tener que usar mascarillas, que no tengamos miedo, ni los turistas ni nosotros, los empleados, de contagiarnos. Y que al final de las vacaciones todos los turistas se vayan de aquí queriendo volver a visitar nuestras islas el año que viene. Y, sobre todo, poder preparar muchísimos cócteles.

“Mi deseo es que no tengamos miedo, ni los turistas ni nosotros, los empleados, de contagiarnos”

FC: ¿Qué máximo logro te gustaría alcanzar en tu futuro profesional? ¿Dónde te ves dentro de 10 años?

JH: Lo que me gustaría es tener un bar de coctelería que fuese bastante conocido e importante, que sea un sitio de referencia al menos aquí en las islas.

Pues dentro de 10 años me veo en ese bar, llevándolo a lo más alto, siendo una persona importante dentro del mundo de la coctelería, o por lo menos que la gente que entre se lo pasé bien y disfrute cada vez que vayan al bar.

“Me imagino en 10 años siendo una persona importante dentro del mundo de la coctelería”

FC: ¿Qué consejos le darías a todos aquellos jóvenes a los que les gusta la coctelería y se quisieran labrar un futuro en el campo de la hostelería de nivel?

JH: Lo primero, que lo tengan muy claro. Y si de verdad les gusta este mundo, que estudien. Y con ganas y esfuerzo todo se consigue.

Para quien le guste este mundo, es muy bonito; se disfruta, y te llena bastante. Además, es una profesión en la que siempre hay que estar innovando, actualizándote y aprendiendo de los demás compañeros de profesión.

“Es una profesión en la que siempre hay que estar innovando, actualizándote y aprendiendo de los demás compañeros de profesión”

Deja una respuesta