¿Hacia dónde nos lleva el 2019?

Tendencias en turismo

 

Desde 2018 se viene observando que los turistas con un status medio-alto prefieren gastar su dinero en realizar actividades y vivir experiencias diferentes durante su viaje y no se preocupan tanto por las comodidades del hotel. Muchas veces el hotel solo lo pisan para ir a dormir y lo que se llevan son las emociones que surgen de haber vivido algo nuevo y diferente que les llena el alma.

 

Curiosidad por la cultura local

Una tendencia muy interesante y divertida es que el viajero quiera empaparse de la cultura local del país de destino y, para eso, hay empresas que logran que el turista disfrute de una experiencia típica de la zona, acompañado de una persona del lugar, con un nativo. Sin ninguna duda es la mejor forma de conocer la ciudad, la cultura y las tradiciones sin que te las expliquen, simplemente aprovechando para vivirlas.

 

Ecología, turismo y educación

La ecología es otra de las preocupaciones que tendría que ser perenne y que, por suerte, interesa al turista del 2019. Contratar actividades que educan y ofrecen información exclusiva de la zona es otra de las tendencias de este año y crucemos los dedos para que siga pisando fuerte.

Los turistas actuales, aparte de ver zonas exóticas y diferentes, disfrutar del sol y las playas y ver monumentos, buscan segregar adrenalina. Los parques donde se realizan actividades de rafting, barranquismo al aire libre, etc. están muy de moda y ofrecen lo que vendrían a ser unas vacaciones ‘moviditas’, un buen ejemplo es el área 47, en medio de las montañas del Tirol, donde se puede disfrutar de la naturaleza y de experiencias extremas, todo a la vez.

 

La familia moderna

Por suerte o por desgracia, la familia tradicional no es el único tipo de familia que existe, ahora cada vez más, hay familias monoparentales y las empresas turísticas empiezan a darse cuenta e inician la ampliación de su oferta. Por ejemplo, la empresa Virgin Trains (Reino Unido) ha empezado a ofrecer su ticket familiar, en el cual la opción básica es la de un niño y un adulto y la opción más amplia permite 2 adultos y 4 niños, entre estas 2 variedades existen 6 más, un punto muy positivo por adaptarse a la nueva sociedad.

 

Mezclar el ocio y el trabajo

El Bleisure, resultado de la combinación de business y leisure (trabajo y ocio), es una forma de organizar los viajes de negocios, haciéndolos coincidir con el fin de semana y aprovecharlo también para disfrutar del turismo y poder relajarse, también disfrutar del ocio nocturno y de eventos deportivos y culturales.

 

Mujeres libres, intrépidas y viajeras

Fuente: verne.elpais.com

Otro cambio positivamente sorprendente es que, cada vez más, las mujeres disfrutan de viajar solas y repiten.

Gracias al cambio de actitud de la sociedad, lo que no hace mucho se veía como una actividad peligrosa, ahora se considera una acción intrépida y emocionante y, a raíz de este cambio, hay empresas que se especializan en ofrecer servicios a personas que viajan solas.

 

¿Problemas de última hora?

¿Alguna vez habiendo reservado y pagado un viaje no has podido realizarlo por algún motivo y has perdido la mayor parte del dinero? Hoy en día ya hay empresas que, a través de una plataforma online, ponen en contacto a personas que por algún motivo no pueden realizar el viaje que habían reservado con personas que buscan un viaje con precios más asequibles de esa manera todos ganan.

 

Sin duda se está viendo un auténtico cambio en el sector turístico, pero aún nos quedan muchas sorpresas por descubrir y nuevas opciones por explotar. ¿Será tu empresa la próxima en innovar?

 

Marga Herrero

Deja un comentario