El viaje más esperado: las vacaciones de verano

Nos encontramos a un paso de entrar en la época de verano, esa estación ansiada por la mayoría para disfrutar de unas merecidas vacaciones, pero este año 2020, las vacaciones contarán con un sabor un poco más amargo… o no.

Ante la situación vivida y el paso a paso de la vuelta a la antigua normalidad, nos surgen, cada vez más, preguntas acerca de cuándo, cómo y dónde podremos viajar y disfrutar plenamente de unas vacaciones.

Hay múltiples teorías respecto a cuándo podremos volver a viajar, pero la mayor parte de los expertos del sector turístico apuntan que será casi imposible viajar al extranjero durante los meses de verano, principalmente por miedo a quedar atrapado en otro país en el hipotético caso de que surja un nuevo brote.

Así lo expresa la mayor parte de la población española, ya que muchos realizarán sus vacaciones en su entorno más próximo durante el verano. De hecho, muchos hoteles costeros ya tienen realizadas el 80% de las reservas para los meses de agosto y septiembre por parte del este turismo. Y es que sí todo evoluciona tal y como esperan los expertos, algunas fronteras se mantendrán cerradas durante el verano y se limitará la circulación de personas, aumentando de esta forma el turismo nacional.

“Muchos viajeros realizarán sus vacaciones en su entorno más próximo”.

Algunos de los argumentos que hacen que el turismo nacional se recupere antes son: los traslados de proximidad generan más confianza, sensación de control y seguridad y, especialmente, suponen un menor gasto entre los viajeros.

El plano del turismo internacional es más oscuro, ya que, España, siendo el segundo destino turístico mundial durante los últimos años, puede no ver una recuperación del turismo del extranjero hasta, como mínimo, diciembre. Las agencias que trabajan este turismo, no llegan al 20% de reservas.

También los expertos señalan a una reactivación del turismo rural. Y es que parece que escaparse al campo en estos momentos de estrés y ansiedad que nos ha generado esta situación, es casi una medicina para nuestra salud mental y física. Además son una oportunidad para alejarse del foco de contagio localizado en las grandes ciudades.

La palabra “verano” nos huele a mar y sentimos el calor del sol, por eso, un aspecto que preocupa, y mucho, a todos los viajeros y no viajeros es la vuelta a la playa. Aunque aún no esté del todo claro cuándo y cómo volveremos a disfrutar de nuestras maravillosas costas españolas, lo que sí sabemos es que se fijarán franjas horarias para que toda la población, incluyendo la de riesgo, pueda disfrutar de ella. Es más que obvio que las playas abarrotadas dejarán de ser una realidad. Algunos municipios españoles ya han comenzado a condicionar las playas para su vuelta en los próximos meses: creación de cubículos, mayor presencia de vigilantes, etc.

“Las playas abarrotadas dejarán de ser una realidad”.

Lo que sí es cierto es que, cuando volvamos a viajar, porque seguimos queriendo conocer nuevos lugares, nada será como lo hemos aprendido, toda habrá cambiado y seremos más precavidos y, deseamos, mucho más cuidadosos con aquello que queremos visitar.

Post elaborado por Aleida Domínguez Méndez y Patricia Martín Delgado.

Webgrafía

Álvaro Canibe. ¿Cómo podrían ser las vacaciones de verano después del coronavirus? https://as.com/diarioas/2020/04/22/actualidad/1587539314_562847.html. 22 de abril de 2020.

María Castañeda. Turismo rural frente a coronavirus: un escape del foto de contagio. https://www.merca2.es/turismo-rural-coronavirus/. 12 de marzo de 2020

 

Deja un comentario