Eduard Quintana, más allá de la Responsabilidad Social Corporativa

El liderazgo emocional consiste en saber ejercer de líder, conociendo y respetando, primero nuestras propias emociones y, en el momento que las sepamos gestionar a través del autoconocimiento y podamos empatizar, poder hacer lo mismo con el resto del equipo. Esta habilidad social hace que nuestra gestión de la empresa sea eficaz y que la gente se implique más en los objetivos de la organización.

 

En este sentido, Eduard Quintana tiene mucho que contar con su fusión del liderazgo emocional y la Responsabilidad Social Corporativa. Eduard ha inventado la Responsabilidad Social Emocional (RSE), un concepto que consigue implicar a todos los miembros de un equipo en una noble causa, mejorar la vida de terceros, para crear unión entre ellos y la empresa y entre la empresa y la sociedad.

 

Eduard es el presidente de TRAYCCO, la empresa líder de Marketing Directo en España. Además, es fundador y CEO de Óptima, una empresa dedicada al mobile marketing y también es el responsable de la app REWANS, que se enfoca en su especialidad, la Gamificación. Pertenece a la junta directiva de la European Letterbox Marketing Association (ELMA). Es la persona creadora de la plataforma Buzón Solidario, donde se impulsan proyectos que dan sentido a su idea de la (RSE). Eduard Quintana también es colaborador en el programa de RNE “El club de las mentes inquietas”, produciendo la sección “Semillas de pasión”, aportando su conocimiento sobre Gamificación, personalización digital, etc. Y, a más a más, ha escrito un libro “Capitán Pasión”, donde habla del liderazgo emocional. Es por todo esto que lo tendremos con nosotros en Futurismo Canarias.

 

Fuente: capitanpasion.com

Eduard nos hará entender en su charla que las empresas, dentro de la Responsabilidad Social Corporativa y del marketing interno, tienen que implicar también el corazón, porque es genial destinar una parte de los ingresos de la empresa a proyectos sociales, pero lo que realmente llena, tanto a clientes como trabajadores, como a los más importantes, los que necesitan la ayuda, es sentir que lo que aportas les llega a las personas que les hace falta y, aparte, les puedes aportar amor, serenidad, seguridad… Todas estas buenas acciones no se pueden hacer solo con dinero ni tampoco solo con el corazón, la gente a la que ayudan necesita las dos cosas: dinero para poder comer, obtener medicinas o vestirse y amor para hacerles sentir que ellos también son importantes y darles un motivo para seguir luchando y un apoyo para conseguir que sus vidas prosperen y con ese vínculo poderles decir: Estoy a tu lado y vamos a intentar que esta situación que estáis viviendo mejore.

 

Esta forma diferente de hacer las cosas es una visión corregida y aumentada de la RSC y hacia donde las empresas deben evolucionar, siempre teniendo en cuenta que con pasión y amor se consigue todo.

 

Marga Herrero Cañizares

 

Deja un comentario