Cuando tecnología y turismo convergen en sus objetivos

Ante la evolución constante que muestra el mundo de la tecnología, el sector turístico debe estar atento también a un detalle esencial: el modo en que ha cambiado la forma de viajar en función de estos avances que generan experiencias más emocionantes e interactivas.

Creando alianzas

El binomio creado entre tecnología y turismo influye de manera notable sobre las decisiones de los viajeros, que se están replanteando cómo afrontarán determinadas cuestiones en lo que a sus vacaciones se refiere:

  • Cuál será el destino a elegir.

  • Qué actividades realizar durante la estancia.

  • El tipo de aportación recibida.

  • Con qué experiencia quedarse para definirla.

En la actualidad, alrededor del 74% de las personas que quieren planificar un viaje, bien sea por motivos laborales, familiares o de ocio, lo hace a través de Internet; frente a un 13% de usuarios que acuden a las agencias de viajes. Estos porcentajes vienen determinados por la generación de los millennials y su manera de actuar a la hora de viajar.

Este tipo de público, en cierto modo atrapado entre lo viejo y lo nuevo, vive obsesionado por las nuevas tecnologías, lo que le convierte en gran consumidor de Internet. Esta conexión continua va ligada a su pasión por el viaje, constituyendo así uno de los factores más influyentes del mencionado cambio. Sumado a esto, el funcionamiento conversador de las redes sociales, la información complementaria de blogs y revistas digitales y la diversidad de aplicaciones, facilitan en gran medida que los usuarios planifiquen y organicen sus viajes.

La transformación del propio sistema turístico

No obstante, el aporte de la tecnología va más allá de la mejora de los procesos, ya que el objetivo fundamental de esta innovación va directamente dirigido a crear una experiencia inolvidable para el turista. Con esta finalidad, se trabaja sobre diferentes aspectos del viaje:

  • La mejora en los procesos de selección, con la aplicación de filtros de selección que adecúen la estancia a los intereses y situación particular del viajero.

  • La ampliación y personalización de los servicios ofertados.

  • El desarrollo de relaciones de calidad con el cliente, facilitadoras de continuidad en la comunicación.

  • La evolución hacia nuevos modelos de negocio.

  • La simplificación de acciones para el usuario que enriquecen su experiencia.

  • Todo este conglomerado de acciones por parte del sector, no hacen sino acrecentar la motivación del turista, que -prácticamente- se basa en los mismos fundamentos: las ganas de viajar, la búsqueda de destinos más económicos y el uso de Internet para localizar oportunidades y ofertas del mercado turístico.

Estrategias tecnológicas

Entre las tendencias adoptadas por el turismo para sobrevivir al inevitable desarrollo del mundo digital, se pueden encontrar:

  1. Tecnologías móviles

    El teléfono móvil ha adquirido nuevos roles, como guía turístico, agencia de viajes, localizador de los mejores restaurantes, mapa interactivo, etc. Se podría decir que es la herramienta más utilizada por los turistas, especialmente en todas las etapas que conforman el proceso de compra. De hecho, el 45% de ellos emplea su dispositivo para casi todo lo relacionado con sus vacaciones, ya que tiene toda la información agrupada y disponible en cualquier momento.

  2. Realidad aumentada

    Permite que el potencial cliente conozca el interior de un crucero o se traslade -durante unos segundos- a la enigmática Gran Muralla China, por ejemplo. Esta tecnología hace posible que, hoy día, teletransportarse a los lugares más remotos del planeta se convierta en un acto sencillo, la magia de viajar sin moverse del sofá.

  3. Internet de las cosas (IoT)

    Gracias a la incorporación de sensores en el interior de los objetos físicos, que los conectan a Internet, se logran efectos de personalización cada vez más precisos. Es el caso de los sistemas de localización del equipaje, en todo momento y en cualquier lugar.

  4. Asistentes de voz

    Su principal función consiste en cumplir las necesidades de los usuarios. Presenta una modalidad de tecnología abierta para el uso de las empresas, con elevadas posibilidades de adecuación según su finalidad. Así, este sistema de inteligencia artificial aplicado en el servicio hotelero ofrece experiencias de índole individual y carácter interactivo enfocadas a cada cliente en particular.

  5. Big Data

    Sabido es que la información proporcionada sobre el target potencial, permite segmentar las campañas de marketing de las empresas para adecuarlas al cliente y optimizar así la inversión. Para el sector turístico, es un arma de grandes posibilidades que redunda en beneficios para el cliente, que recibe la oferta adecuada a su demanda.

  6. Blockchain

    Es el sistema utilizado en los aeropuertos para la identificación de viajeros, muy útil en tiempos del Covid para reducir los contactos físicos al mínimo. Interviene también en los métodos de pago, cada vez más fáciles y seguros, de carácter contactless; así como en los procesos de opinión de los turistas, garantizando la transparencia en ambos sentidos.

     

  7. 5G

    Este tipo de tecnología promete medios de carga y descarga de datos de alta velocidad, amplificación de las coberturas y mayor estabilidad de las conexiones. Del mismo modo, la interacción entre dispositivos inteligentes mejorará en eficacia y se disminuirán las innecesarias pérdidas de tiempo, incrementando con ello la sensación de disfrute.

 

Nuevos aires de diligencia

Si actualmente el uso del teléfono móvil por parte del viajero se extiende a todas las fases del proceso: planificación del viaje, búsqueda de destinos, selección de ofertas, reservas y cancelaciones, etc.; éste se acabará convirtiendo en un camarada más, un compañero de aventuras que proporciona, asimismo, toda la información disponible. La fase final -el postviaje- presenta la oportunidad a la empresa turística de recibir el feedback de sus acciones, ya que será el momento en el que el turista cuenta su experiencia. ¿Cómo? Publica y comparte contenidos. ¿Dónde? En sus redes sociales y las de las empresas implicadas en el trayecto.

La transformación de la industria del turismo se dirige hacia nuevos objetivos, con la intención de dar cabida a otro tipo de viajero: preocupado por la sostenibilidad, integrado en el conocimiento tecnológico, inquieto y curioso por naturaleza. Es éste -quizá- el reto más importante, enfocado a desarrollar un producto, servicio o función que facilite al usuario las tareas de elección y de gestión relacionadas, a la par que le aporta tranquilidad.

La interacción entre sector y cliente alcanza cada día mayor relevancia, especialmente en un mercado turístico tocado por las consecuencias de una crisis sanitaria de grave alcance económico. Si el avance tecnológico-digital permite el acercamiento y participa del conocimiento y la conversación bidireccional, es de obligada aplicación. Al mismo tiempo, la tecnología no es nada sin el turista; tampoco el turista de hoy día es nada sin ésta.

Redacción: Sonia Bonet, Eva María Muñoz Izquierdo

Fuentes:

https://www.wearemarketing.com/es/blog/turismo-y-tecnologia-como-la-tecnologia-revoluciona-el-sector-turistico.html

https://www.uco.es/~gt1tomam/master/gestion/turismotec.pdf

Deja una respuesta