Apasionado, Eduard Quintana

 

Él se define como un hombre comunicador y un empresario emocional y asegura que la vida no tiene sentido si no pones pasión a todo lo que haces. El lema que le acompaña siempre es: “Primero divertirse y luego ganar dinero” y creo que es la mejor forma de ver los negocios, puesto que invertimos tanto tiempo en ellos, que sin esa parte de diversión iríamos a marchas forzadas. Eduard, es coherente con sus ideales y no concibe los negocios si no hay emoción e ilusión. Solo si te implicas emocionalmente, lucharás por ellos, y esa ilusión hará que salgan adelante.

 

Sin duda su visión de la vida y del mundo laboral es digna de ser imitada por todos, (empresarios y no empresarios) puesto que sin esa pizca de esperanza nada tendría sentido. Lleva al mando de Traycco desde 1987, empresa que fundó con tan solo 17 años cuando dejó de estudiar derecho. Al principio la empresa la llevaban él y dos amigos más, pero ellos decidieron dejar la empresa, entonces su padre le dio un ultimátum, si en un año la empresa no generaba beneficios, tenía que volver a sus estudios de Derecho, y visto lo visto… Podemos decir que de la nada y él solo, ha creado una empresa que lleva 32 años siendo líder en el marketing directo a través del servicio de buzoneo y después de todos estos años “la carrera la ha hecho en Traycco”, ha aprendido lo que funciona y lo que no, implementándolo a su propia compañía y a sus empleados y a raíz de estas enseñanzas ha surgido la Responsabilidad Social Emocional.

 

La Responsabilidad Social Emocional va más allá de la Responsabilidad Social Corporativa, es una forma de ver la empresa como vehículo para ayudar a la sociedad, a las personas desfavorecidas y en ella vuelca parte de los beneficios de la empresa e implica a todo el personal, de manera que al ayudar a la gente en primera persona, crea una emoción y una vinculación con la empresa que mejora significativamente el rendimiento.

 

Fuente: agustingrau.com

 

Por suerte, lo tendremos con nosotros el día 25 de abril en Futurismo Canarias, compartiendo su visión del liderazgo emocional y la Responsabilidad Social Emocional, haciendo ver a las empresas que todo el mundo puede ser caritativo, pero lo que necesita el mundo es que seamos solidarios, que nos impliquemos en los proyectos participando activamente, no solo con un aporte monetario.

 

Con su charla nos contagiará (porque contagia, doy fe) con nuevas y frescas ideas que desearemos incorporar a todas las acciones de nuestro día a día.

 

Marga Herrero Cañizares

Deja un comentario