¿Qué impactos provocaría tres meses de cierre nocturno del Aeropuerto Reina Sofía en Tenerife?

     Aena y la Opinión de Tenerife han comunicado que el aeropuerto del Sur de Tenerife “Reina Sofía” se ha visto obligado a cesar su actividad por las noches durante casi tres meses, por motivo de la realización de la regeneración del pavimento del campo de vuelo, a partir del 3 de abril hasta el próximo 30 de junio de este mismo año 2018.

     Este aeropuerto, uno de los más importantes del archipiélago canario e incluso considerado como el tercer aeropuerto más rentable de España, estará fuera de servicio desde aproximadamente las doce de la noche, volviendo a estar activo a las seis en punto de la mañana. Este titular ha alertado a todo el sector turístico, al analizar que el Aeropuerto del Norte de la isla no tiene actividad nocturna y ahora que el aeropuerto Reina Sofía será clausurado, algunos han asegurado que la isla quedará aislada y será una gran pérdida tanto económica como de imagen, para un destino que vive prácticamente de este sector.

     Esta noticia  afectará en especial a las compañías aéreas que operan vuelos regulares desde la península, y aquellas de bajo coste, más conocidas como “low cost”, como Ryanair, la cual tiene varias rutas que acaban en el Aeropuerto Reina Sofía durante las madrugadas.  Sin embargo, Aena asegura que esta noticia de cierre fue comunicada con mucha antelación a las compañías afectadas, asegurando que no producirá grandes pérdidas para éstas.

  

    Dado la polémica de este cierre, se han planteado una serie de soluciones, como el desvío de los vuelos de Tenerife, en este período, al aeropuerto de Fuerteventura. Sin embargo, muchos han criticado esta iniciativa, tratándola de incomprensible, alegando que la isla de Tenerife dispone de otro aeropuerto en el norte, pues lógicamente habría una mayor cercanía para los pasajeros implicados y por ende,  también supondría un grave impacto decisivo sobre el sector turístico.

Sin embargo, los mayores problemas que tendrá este isla tras esta noticia no son solo las mencionadas anteriormente, sino que tendrán una gran trascendencia que afectará mayormente a la economía de la isla que recibe más turistas al año en todo el archipiélago. Este cierre, ha provocado la pérdida de más de 60.000 plazas turísticas, lo que también repercutirá en una gran pérdida de  ocupación hotelera, entre otros servicios, como la restauración, en unos meses de la temporada alta, lo que supone aún mayor decaída.

El presidente Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, se ha pronunciado con respecto a la situación y niega que el cierre nocturno del aeropuerto vaya a colapsar la isla. Sin embargo, sí ha reconocido que este cierre puede generar algún problema como lo es la reducción del número de plazas aéreas previstas para esas fechas y algunos retrasos, por lo que ha pedido a Aena que haya un buen plan de contingencia.

          Debido a la importancia de esto, se va a requerir al Ministerio de Fomento, para que tome cartas en el asunto por la trascendencia que tiene esta decisión y cómo va a afectar a la isla. Por otro lado, también ha destaca la falta de previsión del Gobierno de Canarias, que como muchos han comentado, nos ha llevado a una situación de aislamiento, que afectará desde las grandes empresas hoteleras y de restauración, hasta los pequeños negocios de la isla, para las que tan solo tres meses podría ser devastadores para la imagen de la isla más transitada de Canarias.

Para concluir nombramos una de las posibles soluciones para el problema generado que ha dado el PSOE, que insiste en que la opción más razonable y eficaz es la apertura nocturna del aeropuerto de Los Rodeos. Este partido asegura que el cierre de una de las principales infraestructuras aeroportuarias es un agravio para la movilidad de la ciudadanía en un territorio insular y un perjuicio económico y que a pesar de las negativas de las instituciones van a seguir trabajando para buscar la mejor solución posible para nuestra isla.

Deja un comentario