Entrevista Pedro David Díaz Rodríguez

A falta de dos semanas para el Gran Evento de Futurismo 2018 ha sido un placer poder robarle unos minutos de su tiempo a Pedro David Díaz Rodríguez, técnico del Ilustre Ayuntamiento de Granadilla de Abona en las áreas de Turismo, Patrimonio Histórico y Medio Ambiente, y además promotor y empresario de turismo rural en la Isla de Tenerife. Desde el año 2015 es el co-director técnico del Salón de Turismo Rural y de Naturaleza, TURNATUR.

Nuestro ponente llega con la inquietud de dar voz a una pequeña minoría que se está viendo afectada por el Alquiler Vacacional, a la del turismo rural. Como toda minoría considera que cuesta mucho que los problemas con los que tienen que lidiar día a día sean escuchados por los que, él considera, “son los que tienen el poder para cambiar las cosas”, por lo que le pareció una oportunidad irrechazable el poder participar en un debate donde hubiese representación política, representación por parte de ASHOTEL y por parte de ASCAV.

La razón de ser de esta entrevista es conocer de antemano posibles temas de debate que surjan en la mesa correspondiente al Alquiler Vacacional, donde recalcó su esperanza de alcanzar algún tipo de solución para este fenómeno que está afectando a las islas.

Este primer término surgió en la entrevista con un sinónimo, vivienda vacacional, cuyo término se suele usar para referirse a este fenómeno, el cual, a nuestro ponente no le parece muy adecuado y nos explicó el porqué: “nos encontramos con dos términos antagónicos puesto que, vivienda vacacional en sí mismo implica un uso residencial, es decir, vivir de forma permanente y no para darle un uso completamente vacacional, por lo que el término en sí mismo es un ejemplo del problema que tenemos con este fenómeno”.

Pedro David nos argumentó su disconformidad con este tipo de turismo y nos puso claros ejemplos del porqué de su situación. “El turismo rural y el destino tal y como lo conocemos podría desaparecer ” con esta frase lapidaria empezaba su enumeración de problemas, como por ejemplo la falta de métodos de control en suelo rústico que existe por parte de la administración, ya que  pone en riesgo el suelo mas vulnerable que existe, el cual está destinado a la agricultura, a la ganadería y a los espacios naturales protegidos, por ello se debería sancionar a los  propietarios que se aprovechan de esta situación irregular e introducen en el mercado una vivienda que no sigue norma alguna y en muchos casos que no posee ni seguro de responsabilidad civil mientras compiten directamente con empresarios que tienen que cubrir ciertos gastos administrativos

Pedro David nos comentaba que en un principio su proyecto de casa rural le ilusionaba por el hecho de poder ofrecer un pedacito de patrimonio tanto cultural como arquitectónico, sumado al valor añadido que aporta a este tipo de viviendas el contacto directo con el medio ambiente, puesto que la conservación del suelo y el uso ordenado del mismo es la clave donde deben apoyarse las acciones básicas para mantener y mejorar el medio ambiente y conseguir que, valga la redundacia, turismo y medio ambiente vayan de la mano. Esta filosofía, tanto de vida como de trabajo, son características que nuestro ponente quiso recalcar puesto que con ellas siente que aparte de conseguir un beneficio económico propio de cualquier negocio, está manteniendo con vida más que un pedazo de historia canaria.

Pero su presente una vez terminado su proyecto es un poco diferente, nos comentaba que seguía con la misma ilusión del principio sumada a la satisfacción de ver su proyecto terminado, pero la situación actual del mercado donde cualquier casa particular puede ser alquilada varias veces al mes, durante todo el año, pueda ofrecer precios más baratos porque sus costes son prácticamente inexistentes y pueda competir de forma desleal “termina minando la moral” apuntó nuestro ponente.

Estamos en un punto en el que se prefiere el turismo de cantidad al de calidad, en el que venden más una cifra de turistas anuales en los medios de comunicación que la satisfacción del residente o del turista, donde las inmobiliarias han tenido que adaptarse para sobrevivir y ofrecer pisos de alquiler vacacional a sus clientes, donde muchos residentes han tenido que mudarse de sus pisos porque el casero/a ha decidido subirle el precio del alquiler para propiciar su salida y poder pasarse al alquiler vacacional, etc.

Muchos son los que se preguntan ¿qué pasará cuando los países que hasta ahora tenían sus puertas cerradas al turismo se recuperen? Y a esto solo hay dos respuestas, que la cifra de millones de turistas que nos ha visitado estos años quiera volver porque les gustó la experiencia de visitar Canarias, o por el contrario, que nos demos cuenta (sobre todo los políticos) que Canarias es un destino sustitutivo que en su época de bonanza no supo aprovechar la oportunidad que tenía y nos veamos con un mercado, como el del alquiler vacacional, que explote cual burbuja inmobiliaria allá por el 2008.

 

Germán Delgado González

Vitaliy Slyus Pyzh

Deja un comentario