El Turismo Oscuro, ¿la muerte como nuevo reclamo turístico?

¿Qué es el turismo oscuro?

El turismo oscuro o también llamado dark tourism, es un tipo de turismo difícil de definir, debido al escaso tiempo que ha sido estudiado. Sin embargo, este tipo de turismo se diferencia del resto al enfatizar el componente de sufrimiento que existió en estos lugares de visita, los cuales despiertan una fuerte atracción a muchas personas sobre la relación entre la vida y la muerte. Para muchos, el dark tourism podría responder a un simple interés del visitante con cierto grado de curiosidad morbosa sobre la muerte, el dolor o el sufrimiento. La gran mayoría de las atracciones, responden a un mero entretenimiento, donde encajarían las del tipo casas del terror, tours encantados, visitas a campos de batalla, cementerio militares, museos, lugares del holocausto, etc.

También tendríamos un tipo de dark tourism más ocasional como las catástrofes, cuya relevancia en el mercado turístico está directamente relacionada con la cobertura mediática. Estos casos suelen ocasionar visitar masivas, pero tienden a durar muy poco en el tiempo. Como los naufragios, desbordamientos de ríos, tsunami, etc.

Ejemplos de turismo oscuro más famosos del mundo:

Aunque se trata de un tipo turismo que muchos definen como macabro, lo cierto es que existen “atracciones” que han constituido un icono en la ciudad, los cuales son lugares a los que es imposible visitar la ciudad sin pasar por ahí. Es el caso de Chernóbil en Ucrania, la zona cero, tras el atentado de Las Torres Gemelas en Nueva York, o el terrible campo de concentración en Berlín, Alemania.

Desastre de Chernóbil:
El 26 de abril de 1986 se produjo en la ciudad de Pripyat (Ucrania), la mayor catástrofe nuclear de la historia, el accidente de Chernóbil. La página oficial de viajes hacia este destino explica: “En aquella época, la central nuclear de Chernóbil era una de las más grandes del mundo. Estaba dedicada a un programa militar estratégico del ejército soviético. El accidente ocurrió debido a la coincidencia de varios factores. Además del hecho de que el reactor no tuviera un sistema de seguridad actualizado, tenía un bajo nivel de automatización. En la fatídica noche del 26 de abril, había un experimento en marcha, el cual debería haber probado la gama inercial de la unidad turbogeneradora. El sobrecalentamiento del combustible causó la destrucción de la superficie del generador.”

El accidente afectó a más de 500.000 personas y la radiación, 400 veces superior a la liberada en Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial, se extendió a más de 13 países de Europa Central.

Actualmente Prypiat es una ciudad fantasma, sin embargo, recibe anualmente la visita de al menos 30.000 turistas, pues se ha convertido en un destino para aquellos viajeros amantes de la adrenalina. Los niveles de radiactividad han descendido lo suficiente como para realizar breves visitas, entre las cuales se incluye una excursión por la antigua central nuclear de Chernóbil. En esta aventura también se puede tener la oportunidad de conocer a algunos supervivientes de la catástrofe, así como hospedarse directamente en un hotel situado en el pueblo de Chernóbil con la ayuda de los guías y expertos de CHERNOBYLwel.com.¡

Zona Cero en Nueva York:
El 11 de Septiembre de 2001 en Bajo Manhattan, ciudad de Nueva York, Estados Unidos, ocurría uno de los mayores atentados de la historia. Fue un atentado por 19 miembros de la red yihadista Al Qaeda, mediante el secuestro de varios aviones, para ser arrojados contra edificios. Este atentado causó 3.016 muertes y 6.000 heridos, también la destrucción de todo el complejo de edificios del World Trade Center. Actualmente, en la zona cero, se sitúa el One World Trade Center. Inicialmente este edificio se llamaba Freedom Tower, pero más adelante, se cambió el nombre, en honor al suceso ocurrido en ese lugar. Este nuevo inmueble situado en la zona cero incluye estación de tren por la que pasan varias líneas diarias, además de un gran centro comercial. La obra fue diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava.

Además  esta zona de Nueva York consta de cuatro rascacielos: el Obe World Trade Center (conocido como “Torre de la Libertad), el 3 World Trade Center, el 4 World Trade Center y el 7 World Trade Center. La denominada Torre de la Libertad es el sexto edificio más alto del mundo, y el más alto de Nueva York (541 metros).

En memoria de las víctimas del atentado, existen dos fuentes con placas de bronce dónde se encuentran grabados los nombres de la víctimas.

 

Estos han sido algunos de los ejemplos que no solo llevan muchos años siendo símbolos que prácticamente tod@s quieren visitar, ya sea por esa curiosidad que produce estar frente a un lugar donde hubo tanto sufrimiento, o también por querer valorar por un momento la suerte que tenemos los presentes por no haber estado en ese momento en ese lugar. Sino que también está claro que seguirán siendo lugares que atraerán cada vez a más masas de turistas, lo que sería realmente interesante, ya que estos sucesos, aunque trágicos, también cuentan la historia de un lugar, y nos hacen recordar lo que no se debería volver a repetirse jamás.

 

Laura Morales
Isabel Obama
Sonia Cabrera González

Deja un comentario