Descubrir y desarrollar todos los sentidos al viajar: Turismo experiencial

Viajar es sentir. Es respirar. Contemplar. Seducir. Reflexionar. Palpar con los dedos. Saborear con el paladar.  En definitiva, viajar es… VIVIR!!!

Vivir experiencias, despertar los sentidos que afloran en nuestro cuerpo a través de las sensaciones únicas, ya que a veces en nuestra vida diaria, no sabemos o no hemos aprendido a desarrollarlos.

Habituamos a utilizar los sentidos para sobrevivir, pero no nos damos cuenta de que se puede disfrutar aprendiendo a “sentir en los viajes”.

Cuando viajamos, instintivamente, desarrollamos más el sentido de la vista, lo que vemos, que los demás sentidos. La visión de un lugar es el sentido más inmediato que tenemos, siendo el gusto o el olfato, sentidos que nos cuesta más desarrollar. Al regresar del viaje, enseñamos numerosas fotografías de donde hemos estado, es la prueba visual de que estuvimos “in situ” en ese lugar, pero nos conformamos con eso y no desarrollamos los demás sentidos para complementar la experiencia y así enriquecerla.

futurismo sentidos

De los sentidos nacen los recuerdos. ¿Quieres descubrir cómo?

TACTO

 Si caminas por entre un puesto de telas en un mercado o palpas esos frutos exóticos en una tienda de autoservicio, probablemente te verás tomando dicho objeto entre tus manos por más tiempo de lo normal, con tal de apreciar la textura de mejor manera. Haz de esto un hábito intencional para comparar y contrastar lo que percibes. Hay muchísimos objetos que puedes encontrarte en tus viajes y que ofrecen texturas interesantes, sin tener que ir muy lejos.

GUSTO

Después de la vista, el gusto es el más obvio de los sentidos que usamos al viajar. Usar el gusto es clave para experimentar una nueva cultura al igual que la apertura para probar sabores poco usuales.  A veces es difícil para quienes viajamos el encontrar la verdadera comida local, ya sea porque hay una barrera de lenguaje o porque no sabemos qué pedir.  ¿Cuántas veces no has viajado, terminas comiendo hamburguesas o abusando del room service porque no sabes qué pedir? Esto es muy común sobre todo cuando viajamos de negocios y/o a solas.

OLFATO

Sin lugar a dudas, hay ciertos destinos que se caracterizan por su olor distintivo. Pueden ser aromas fuertes y poco agradables, pero tal cual pasa cuando utilizamos alguna fragancia en nosotros, el olfato se vicia y dejamos de percibir lo inusual de nuestra ubicación para pasar a ser cotidiano y si llegamos a regresar al destino, la impresión no es tan fuerte como en la primera vez.  Así como el aroma de nuestro plato favorito nos transporta a la infancia, las especias, inciensos y otros ingredientes que estimulen nuestra nariz son capaces de replicar con cierto sentido de realismo nuestra experiencia previa.

OÍDO

Acostumbrados a ir por la calle ajenos a todo lo que ocurre alrededor con los cascos de música “enchufados” en nuestros oídos, da la sensación de que no valoramos el sonido que podemos llegar valorar. El percibir los sonidos cotidianos de tu ubicación temporal no es sólo una experiencia sensorial, sino informativa. En un viaje, llenarse de todas las sensaciones sonoras que hay a nuestro alrededor, es un ejercicio sonoro que nos puede dar muchas satisfacciones. Valorar los sonidos y la peculiaridad que ellos tienen, es algo exclusivo, ya que un sonido ambiental, es único, no habrá otro igual que se le asimile.

VISTA

Cuando viajamos, no nos dedicamos a ver, sino más bien a observar. Observar cada una de las cosas de ese lugar al más mínimo detalle. Para observar no hay prisa, no podemos viajar con prisa y no ver nada, sino para observar, contemplar y fascinarnos con lo vivido. Si te gusta la fotografía, es fantástico inmortalizar momentos únicos y experiencia mediante una foto. Eso te hará recordar, y volver a vibrar con ese momento que viviste en el viaje.

futurismo sentidos 2

La mente se transporta por un momento hacia la escena vivida y se produce una sensación que sólo se logra con el desarrollo de los cinco sentidos.

Aprender a desarrollarlos, es aprender a vivir y  disfrutar de cada momento de nuestra vida.

El turismo experiencial… nos da calidad de vida y nos ofrece conocernos a nosotros y a nuestros sentidos!!

Muchas gracias desde Futurismo Canarias 🙂

Fuente:

Futurismo Canarias

Blog http://nomadistas.com/

Deja un comentario