Cenar con extraños, la nueva tendencia de las plataformas colaborativas

“EatWith, el nuevo AirBnb de la restauración en casas particulares”

Lo que Airbnb ha sido para la industria hotelera, es lo que EatWith puede terminar convirtiéndose para la industria de la restauración. Cualquier persona que haya utilizado alguna vez los servicios que Airbnb se hará una idea de lo que propone EatWith, que es, básicamente, poner en contacto a viajeros con personas locales en sus lugares de destino y que quieran cocinar para ellos, por una cantidad de dinero que es fijada entre el anfitrión e invitado una vez que el primero haya aceptado una reserva.

jbjj

Foto de Alexandra Scalone

A día de hoy EatWith está presente en 23 países, pero su principal reto es expandirse más dentro de estos países y por todo el mundo. España, es uno de los países que eligieron por la cultura, tradición gastronómica, la hospitalidad y el carácter mediterráneo de la gente.

Así es como funciona: Iniciar sesión en el sitio EatWith (o descargar la aplicación), encontrar una cena a la que le gustaría asistir, registrarse y crear un perfil y pagar por adelantado. Tanto en la  página de Eatwith, como en la aplicación, se muestra la casa de los cocineros los cocineros del “hosting”. Mientras EatWith ya ha ganado fuerza en ciudades como Chicago y Barcelona, la compañía está entrando en el mercado de Denver.

Mariana Esteves y Bruno Serra, un matrimonio de Denver, son los primeros anfitriones oficiales de EatWith en Denver.  La pareja, que se trasladó de Brasil a Colorado hace unos años, conocieron el EatWith por Bruno, y su interés por la tecnología. La idea les despertó inmediatamente  su curiosidad. Ellos no son cocineros profesionales pero están capacitados para hacer de comer, como Mariana dice: “Hemos cocinando en las reuniones con nuestros amigos desde siempre. Los dos sabemos  portugués e italiano, así que estamos acostumbrados a pasar horas y horas alrededor de la mesa”.

jjj

Mariana Esteves y Bruno Serra; foto de Alexandra Scalone

En última instancia, lo que realmente nos inspiraba era el convertirnos en anfitriones, y EatWith fue la oportunidad de forjar conexiones. “Es muy difícil ser expatriados. Esto nos da la oportunidad de conocer la comunidad de Denver en una cena comunitaria “, dice Mariana. “Además, no hay realmente ninguna auténtica comida brasileña aquí, así que se puede introducir a la gente.” Mariana admite que ha pensado en entrar en el negocio de los restaurantes, pero por ahora, ella se siente atraída por eventos sociales alimentarios, precisamente por los que EatWith se especializa.

“Esto es más, una experiencia global, que una comida”, dice Mariana de su misión EatWith.  -Eventos gastronómicos como cenas experimentales pop-up y la cena-clubes han explotado la popularidad en todo el país en los últimos años. Una vez reservado en las ciudades de moda como Los Angeles o Nueva York, las ventanas emergentes en Denver (Ramen Mafia‘s recent “Slurp” Event) han estado vendiendo por adelantado. Parece que la gente de todo el mundo desea experiencias gastronómicas, donde sentirse familiar, exclusivo y lo más importante relacionarse social y culturalmente.

Si usted está interesado en la experiencia EatWith pero la idea de comer en la casa de un extraño le parece raro, debe saber esto: Al igual que los conductores Uber y anfitriones de Airbnb, los posibles huéspedes EatWith tienen que pasar una serie de criterios para ser aceptado y considerado miembro. “No fue fácil”, dice Mariana. El proceso consistió en la presentación de una solicitud inicial acompañada de fotos de su comida y un video de su hogar, seguida de una reunión por Skype en el que Mariana y Bruno mostraron al equipo EatWith, un recorrido por su cocina y comedor. Luego tuvieron que describir detalladamente  el menú potencial y la fijación de precios y, por último, ofrecer una cena de demostración junto con un fotógrafo profesional EatWith. Solo después de completar todos estos pasos fueron aprobados para  ser oficialmente los primeros anfitriones en organizar un evento de EatWith de Denver.

En definitiva, un hotel y un restaurante es la asociación más clásica del turismo reciente. Pero Internet y el “consumo colaborativo” están cambiando mucho las cosas. A la hora de viajar podemos mirar la oferta de los hoteles, pero también las páginas de alquiler de apartamentos. Y a la hora de comer podemos reservar en un restaurante, pero ¿y por qué no reservar un día en una casa particular?

Deja un comentario